Peel P50: nunca se ha visto un auto tan pequeño

peel-1.jpg

Este auto ha entrado sin escalas en el Libro Guinnes de los récords como el auto apto para la conducción más pequeño de la historia.
Actualmente se pueden encontrar algunos ejemplares de este particular vehículo del cual no se han vendido más de 100 unidades a partir de su creación en 1962.
Puede decirse que el fracaso ha sido tan rotundo como contundente ha sido su impacto.

Fruto de la creación de la empresa Peel Engineering Company en la Isla de Man, el simpático pero inútil Peel P50 no pudo adaptarse a las necesidades de los británicos de la época y prácticamente moría en el instante de su nacimiento.

peel-2.jpg

El Peel P50 estaba construído enteramente en fibra de vidrio y pesaba tan solo 59 kilogramos. Inclusive una persona podía tomarlo con una mano y transportarlo (con alguna dificultad, claro…).
Tenía 99 centímetros de ancho y 134 centímetros de altura. Esto explica claramente que a pesar de su economía y ligereza, resultaba prácticamente imposible manejarlo con comodidad. De ahí una de las razones de su fracaso.

El auto era de una sola plaza con un motor Zweirad Union de 49 cc. y alcanzaba los 49 Km/h. de velocidad máxima. Contaba además con una caja manual de 3 velocidades y no tenía marcha atrás, sino una barra cromada que el conductor enganchaba en su parte trasera para moverlo a mano hacia donde quisiera… Increíble, pero real…

Tan increíble como para entrar en el Guinnes de los récords…