Nuevo Subaru XV

Subaru es una marca que tiene enorme tradición en lo que hace a vehículos con tracción integral y por eso no podía quedar fuera de juego en lo referido a los modelos que prácticamente son la moda en la actualidad: los SUV compactos. Teniendo eso bien presente es que lanzan al mercado el nuevo Subaru XV, un todoterreno que al ser visto recuerda sobremanera al legendario Suabru Impreza por muchos y diferentes motivos.
Este SUV que presenta la marca llegará al mercado automotríz en Enero del 2012 para rivalizar directamente con otros similares (y bien establecidos en el gusto de la gente) tales como el Mitsubishi ASX, el Nissan Qashqai y el Ford Kuga, entre otros.

Si decimos que al verlo recuerda al Impreza, no nos estamos equivocando ya que su carrocería es prácticamente la misma del modelo en cuestión y además también comparte su motorización. La gran diferencia entre el Impreza y este nuevo XV es la altura de la carrocería respecto del piso, que en este caso (obviamente) es mucho mayor llegando a los 220 milímetros de despeje total.
El nuevo Subaru XV mide 4,45 metros de largo; 1,78 metros de ancho y tiene una altura de 1,57 metros, por lo que no queda ninguna duda de que efectivamente los otros SUV que hemos nombrado ingresan directamente en la galería de sus más directos y enconados rivales, a la que además se les puede agregar al Toyota Rav4 y al Volkswagen Tiguan.

Tal como nos tiene acostumbrados la marca, todas las variantes disponibles del XV cuentan con tracción integral.
Las versiones que llevan cambio manual llevan el sistema denominado Symetrical AWD, mientras que las variantes can caja automática llevan el denominado Lineartronic.

En cuanto a las motorizaciones disponibles, las mismas son tres.
La gama da inicio con dos opciones nuevas a nafta, 1.6 y 2.0 FB, en ambos casos atmosféricos y de arquitectura Boxer, que llegan a 114 y 150 CV de potencia respectivamente. La marca ha trabajado a destajo para lograr en las dos plantas motríces nombradas, un menor consumo y mayor eficiencia.
Habrá una variante Diesel más potente que sólo estará disponible con variador contínuo Lineartronic. Pero obviamente también estará la versión Boxer Diesel de 2.0 litros de cilindrada y 150 CV de potencia, con caja de cambios manual (este motor es idéntico, por no decir el mismo, que se ha estrenado en la versión actual del Subaru Impreza y que llevan muchos otros modelos de la marca).

En lo que al interior se refiere (vemos algo en una de las fotos), diremos que también ha sido tomado integramente del nuevo Subaru Impreza, mientras que el usuario tendrá a su disposición cuatro diferentes niveles de acabado: Advance, Sport, Executive y Executive Plus. En cuanto al equipamiento, el mismo incluye de serie elementos tales como: siete airbags, climatizador, equipo de sonido con conexión auxiliar Bluetooth y control de estabilidad entre los más destacadeos. También se puede acceder de manera opcional a: reconocimiento de voz, navegador, acceso y arranque sin llave, faros de xenón y/o asientos calefaccionados.