Nuevo Porsche 911: Datos y muchas fotos

Mientras no son pocos los que se desloman tratando de exprimir ideas que terminen dando forma a la futura generación del eterno (afortunadamente) Porsche 911, la marca alemana nos da una nueva satisfacción al dejarnos conocer las imágenes del modelo con su nueva cara, la concreta, la real, la que podremos ver desde ahora en las calles.
¿Qué decir de este auto que ya no se haya dicho? Poco realmente, todo salta a la vista y casi como que no hacen falta las palabras. El Porsche 911 siempre ha sido un auto por el que uno daría la vida misma (en sentido figurado, claro), una bestia por la que uno haría lo que sea… y eso se refuerza tras ver las fotos de la nueva generación. Podemos apreciar y disfrutar las imágenes del Porsche 911 Carrera (en las fotos es el de color rojo) y el Porsche 911 Carrera S (en color metalizado en la galería de fotos). Sencillamente fenomenales, como siempre… o más.

No caben dudas que el espíritu interminable del 911 está también presente en esta nueva versión. El ADN de este auto es inalterable. El nuevo 911 es 100 milímetros más largo que la versión que hasta ahora pisaba las calles y es también 45 kilogramos más liviano (a pesar del leve incremento de tamaño) que el anterior. Se ha reforzado además la rigidez torcional del vehículo.
La aerodinámica ha sido muy mejorada también, lo que ha motivado un ahorro de combustible y de emisiones contaminantes de hasta un 16 %, según datos entregados por Porsche.
Los motores han sido revisados también, y además se cuenta con dirección eléctrica y nuevas cajas de cambio, las cuales ofrecen la posibilidad de contar con una PDK de siete velocidades y una manual también de siete marchas. Fenomenal.

Desde lo estético se remarcan los pasos de ruedas más marcados (sutiles modificaciones) y las llantas de 20 pulgadas de serie. Una auténtica belleza por donde se lo quiera mirar.
En la parte interior del auto, la inspiración (según lo dicho por la marca y a las pruebas nos remitimos) ha llegado de la mano del Porsche Carrera GT, con la salvedad de que en este caso el túnel de transmisión es un poco más elevado, cosa que permite que el conductor se sienta mucho más integrado en el habitáculo (como si hiciera falta).

El motor con el que se comienza la comercialización del nuevo Porsche 911 es un 3,4 Boxer de 350 CV de potencia, esto en el caso del Carrera, mientras que el Carrera S, cuenta con un motor 3,8 y llega a los 400 CV de potencia. Los números hablan por sí solos: el Carrera acelera de 0 a 100 km/h. en apenas 4,6 segundos y el Carrera S lo hace en 4,1 segundos utilizando la caja PDK.
Otra de las grandes novedades en el caso del Carrera S es la posibilidad de montar el sistema PDCC con control de inclinación de la carrocería.

Los precios sugeridos en Europa son: 88.038 Euros (todo incluído) en el caso del Carrera y 102.436 Euros para el Carrera S. Lo veremos muy pronto en el Salón del Automóvil de Frankfurt.