El nuevo Opel podría llamarse Mokka

La casa alemana Opel, la marca del “rayo”, ya está pensando (y desde hace largo rato) en un auto que se le plante con todas las de la ley a otros similares como bien podrían ser el Fiat 500 o el mismísimo Mini, entre otros.
Desde que se supo de la idea de la casa alemana se han barajado varios nombres para el futuro modelo y así las cosas en primera instancia se pensó que podría llegar a llamarse Allegra, aunque también se llegó a barajar el nombre de Junior un tiempo después.
Pues bien: ni uno ni otro. Todo parece indicar que los amigos de Opel ya han registrado el nombre definitivo de su nuevo, futuro y muy coqueto (aparentemente) auto pequeño y según trascendidos el mismo recibiría finalmente el nombre de Mokka.

Cabe recordar que el Opel Mokka es un modelo que no ha sido presentado y que muy probablemente (cuando le llegue el momento) será fabricado en la planta ubicada en la localidad alemana de Eisenach. Lo novedoso que vendrá de la mano del futuro Opel Mokka es la posibilidad de personalización y también las diferentes terminaciones y tipos de acabado que no se dan por lo general muy habitualmente en autos de su porte.
Otra de las características salientes de este futuro lanzamiento de Opel, sería la del alto nivel de tecnología aplicada con la que contaría el auto.
Con respecto a sus posibles motorizaciones, se sabe que cuando llegue al mercado llevará en sus entrañas un motor a explosión, pero se comenta con insistencia en los diferentes medios que también podría llegar a contar en algún momento con un motor eléctrico (de momento sólo son rumores).

Lo que también permanece en la nebulosa es su fecha estimada de lanzamiento al mercado automotriz. En este sentido, lo que se estima es que Opel no tendría planeado colocarlo en las calles del mundo y ponerlo en línea de producción antes del año 2013, por lo que nadie puede aventurarse a decir que el Opel Mokka podría llegar a ser exhibido a modo de modelo conceptual en la próxima edición de Salón de Frankfurt a realizarse este año. Pero ya es sabido que muchas veces no hay imposibles, de modo que ¿quién sabe? tal vez sin darnos cuenta podamos recibir una sorpresa de todos modos y podamos conocerlo más pronto que tarde.