Nuevo Kia Optima: listo para New York

KIA OPTIMA - 1

Durante el mes de abril de 2015 tendremos la oportunidad de ver las grandes novedades que las marcas estarán presentando en la próxima edición del Salón del Automóvil de New York y, entre las misma, estará lo que la marca Kia tiene para mostrar.
Tal como podés ver en las dos imágenes recreadas digitalmente con las que ilustramos este artículo, la firma estará presentando al nuevo Kia Optima, vale decir a la versión definitiva del concept car que la marca ha mostrado en Ginebra bajo el nombre de Kia Sportspace.
Si bien lo que vemos en este caso son imágenes de un auto irreal, lo que sí podemos adelantar es que la versión definitiva y de producción del nuevo Kia Optima mostrará un aspecto sustancialmente diferente para dar reemplazo a la actual generación por todos conocida.

Mientras tanto, lo que vamos viendo a través de las imágenes que te estamos presentando, nos gusta hasta la médula. Lineas muy modernas y muy marcadas, línea de cintura con mucha personalidad y muy alta, dan forma a un diseño exterior que promete emociones fuertes, sobre todo pensando en su posible influencia sobre futuros modelos de la firma en los años por venir.
El auto combina a la perfección, belleza, sencillez, delicadez y -sobre todo- un aspecto deportivo realmente excepcional. Pero hay más: este super auto que está por llegar promete darle a los usuarios la posibilidad de tener un muy bajo consumo, lo cual no es poco en los tiempos que corren.

KIA OPTIMA - 2

La llegada de la nueva generación del Kia Optima significará un gran salto cualitativo para la marca y el resto de los modelos que deriven del mismo. Será un auto que llevará a la marca coreana unos cuantos pasos hacia adelante y que abrirá las puertas -para la firma y para sus usuarios también- a un mundo completamente nuevo.
De momento no es mucho lo que se puede decir sobre el auto ya que no se han difundido mayores datos sobre el mismo, por lo cual no nos quedará otra más que esperar a la apertura del salón neoyorquino y enterarnos de todo lo que falta.