El nuevo negocio de Merkel: compra-venta de autos oficiales

MERKEL-Y-LOS-AUTOS

Algunos de los secretos -eso dicen- del gobierno de la Canciller alemana Angela Merkel son el ahorro, la austeridad y la recaudación. Pero claro, no todo es politiquería (de la barata o de la otra) en estas cuestiones de hacer una buena gestión. Merkel ha decidido “hacer caja” para el Estado alemán con ventas a través de internet… sí, con ventas a través de internet. Y te contamos que el plan de Merkel es sencillamente genial.
La cuestión es que el Estado alemán no puede, por ley, gastar más de 51.000 Euros por cada auto que adquiera para sus dependencias y ministerios oficiales. Hasta allí, todo bien.
Merkel, aprovechando muy inteligentemente esta disposición, está implementando una modalidad mediante la cual el gobierno alemán recauda dinero contante y sonante para sus arcas, vendiendo -precisamente esos mismos autos que ha adquirido a un precio irrisorio- a precios mucho más altos.
Negocio inteligente y redondo por donde se lo quiera ver.

Merkel y el Estado alemán hace ésto sobre todo con autos que ya no van a utilizarse y que -en la gran mayoría de los casos- llevan apenas un año o menos de uso, por lo cual se venden prácticamente como autos cero kilómetro. Si la idea original (y bien original que ha resultado) era la de conseguir los mayores beneficios para las arcas alemanas, vaya si lo han conseguido. Y lo mejor del caso es que también resulta un negocio más que rentable para los usuarios y contribuyentes alemanes ya que el auto que le compran al gobierno alemán también llega a un precio -que si bien es superior a los 51.000 Euros por los que han sido adquiridos por el Estado- sencillamente inferior al que conseguirían en una concesionaria.

Para entender mejor la operatoria que tantas alegrías les está dando a los alemanes, del gobierno y del pueblo, valga un buen ejemplo aportado por Hans Joachim Naryynski, Ministro de Finanzas alemán: un Audi A8 3.0 TDI Quattro con 71.000 kilómetros de uso que fuera adquirida justamente para el Ministerio de Finanzas en 2013 cuando el límite de compra era de 49.200 Euros, ha sido vendido a un nuevo y anónimo propietario recientemente por la suma de 47.000 Euros. Moraleja: un año usando un Audi A8 por un costo total de 2.200 Euros. ¿Negocio redondo? Sí señor, negoción … negoción.

Merkel piensa seguir implementando este sistema en adelante pero con unidades eléctricas, las cuales en poco menos de una año estarán en las calles, en nuevas y felices manos. Para imitar.