Nuevo Ford Mustang Shelby GT500 2011: la leyenda continúa

El Ford Mustang es el coche masculino y seductor por excelencia que recorrió las carreteras del mundo durante décadas y décadas y todavía sigue haciéndolo sin perder su mística. En esta ocasión tenemos al heredero de los Ford Mustang GT500 que hace tiempo apareció en los sitios de Internet para seducirnos a todos nosotros y ahora lo tenemos en este sitio para que lo conozcan como se debe. Se trata de nada más y nada menos que el nuevo Ford Mustang Shelby GT500 2011, el cual, es oficial y tiene la intención de continuar la leyenda de sus abuelos y bisabuelos, sin dudas es un coche que constantemente se mejora a sí mismo e intenta continuar la tradición familiar.

El nuevo Ford Mustang Shelby GT500 2011 luce una estética tan musculosa como la de sus hermanos, pero al ser una versión nueva tiene sus ajustes para hacer la diferencia. En este caso, el Shelby GT500 2011 posee mejoras en el motor y además es un poco más eficiente a la hora de marchar por las calles y lo notarán mucho más dinámico a la hora de conducirlo (quienes sean los afortunados en subirse a esta bestia del pavimento). Pero, por si fuera poco, este amigo de la velocidad es mucho más confortable que antes y a la hora de marchar como una maquina imparable lo notarán también más silencioso (nada que envidiarles a sus hermanos legendarios, sin dudas).

El nuevo Mustang Shelby cuenta con diferentes agregados como mayor cantidad de material aislante en más sectores de su cuerpo para hacerlo más silencioso y también posee mucha mayor rigidez e incorpora elementos como llantas de aleación de aluminio de 19 pulgadas de serie, frenos con mayor refrigeración, faros delanteros con alta intensidad, sistema Ford MyKey para programar las características de conducción del coche a gusto propio, apoya-cabezas plegables, sistema de navegación y muchas cosas más. Asimismo, este soñado amigo es 11 milímetros más bajo delante y 8 milímetros más bajo detrás. Todo en conjunto lo hacen mucho más especial que antes.

Pero si hablamos de su motor, podemos decir que cuenta con una evolución del V8 de 5.4 litros con 550 CV de potencia que posee el Ford GT. Por si fuera poco, este motor está hecho completamente en aluminio y tiene tecnología especial que lo hace más eficiente al tener mejor rendimiento termodinámico y menor fricción. Además, su intercooler puede enfriarse mucho mejor, sus prestaciones mejoraran también y el motor es mucho más liviano y fiable que antes. Eso es todo, solo resta soñar por las noches con esta bestia imparable.