Nuevas fotos del McLaren X-1

Por más vueltas que le demos, el extrañísimo McLaren X-1, no parece ser uno de esos autos que definitivamente se quedan con nuestro corazón. Ya hemos tenido oportunidad de verlo a través de una serie de primeras imágenes (más o menos) oficiales y ahora podemos darnos el lujo de observarlo con total detenimiento y con una galería de fotos que lo muestran al detalle, milímetro a milímetro. Si algo faltaba para terminar de redondear la idea de que el McLaren X-1 es un auto (digámoslo así…) “extraño”, eso eran estas fotos para demostrarlo sin más vueltas.

Este auto, fruto de la prodigiosa mente brillante de Frank Stephenson (generador de maravillas tales como el Fiat 500, el Maserati MC-12 o el mismísimo Mini), su carrocería muestra formas que contrastan claramente entre el buen gusto (a cuentagotas) con unos toques que bien podrían llegar a calificarse de “kirsch”. De a momentos y según por dónde se lo mire, este auto podría llegar a ser considerado como bizarro.
Seguramente eso no le sucede a su nuevo y afortunado propietrario, el cual (pobrecito) ya tiene en su colección a otros autos de la casa de Woking, como un McLaren F1 y un McLaren MP4-12C,

Precisamente este X-1 se monta sobre el chasis de un MP4-12C, aunque para nosotros los resultados obtenidos sean prácticamente opuestos. Si bien sobre gustos no hay ni va a haber nada escrito, para nosotros salta a la vista que este auto no es de lo mejor que ha hecho la casa McLaren en su historia. Toda la dedicación y el alto nivel de personalización que le han puesto, realmente no se nota tras observarlo una y otra vez. Raro, insistimos… un auto muy raro y que incluso no parece tan actual como lo es.

En su interior, el habitáculo está directamente tomado del MP4-12C y lo mismo sucede con su planta motríz, un poderoso motor V8 sobrealimentado.
Mientras seguimos observándolo en la galería de fotos que les mostramos, más y más nos seguimos convenciendo que el próximo modelo “a pedido” de los amigos de Woking debería subir un poco más el listón y para eso deberían esmerarse mucho pero mucho más todavía.
El auto está, como era de esperarse, muy bien realizado. Prolijo, compacto, muy detallado y bien realizado, pero ahí falta ese toque mágico que le da un diseño fenomenal, cosa que este auto (sin dudas) no llega a tener.
Como dirían en mi barrio… la próxima vez, a ponerse más las pilas.