Un Nissan GT-R “depositado” en un cajero automático

Nissan-GTR-accidentado-1

Antes de comenzar, será necesario hacer un par de aclaraciones que ojalá algún día puedan llegar a los oídos del desafortunado propietario de este bello Nissan GT-R. Ahí van: en primer lugar no es aconsejable entrar con el auto al banco, mucho menos al cajero automático. En segundo lugar, hay que avisarle que los empleados de las entidades bancarias no son muy amigos del apuro… y finalmente, habrá que recomendarle otros lugares para despuntar el vicio de la velocidad.
Dicho todo eso, vamos a la noticia en sí misma…

Nissan-GTR-accidentado-2

El hecho (lamentable y evitable por cierto) sucedió en Vancouver, Canadá, más precisamente en la intersección de la calle Victoria Drive con la 40ª Avenida, lugar en el que está ubicada una sucursal del VanCity Credit Union. La cosa no resiste muchas vueltas, ni mayores explicaciones: el tipo que conducía el Nissan GT-R venía un poquito (demasiado) pasado con la velocidad y listo… así terminó el tema, con este fantástico auto que invita a “pisarlo”, clavado en las puertas del banco.

No hubo que lamentar víctimas personales y los daños sólo se limitaron a lo edilicio en el caso del banco y los magullones lógicos que quedaron sobre el GT-R, nada más. La imagen duele y no es la primera vez que asistimos a espectáculos como éste. Tampoco será (lamentablemente) la última…