Otra multa para Toyota en Estados Unidos: 32,4 millones de dólares

Cuando todo parecía indicar que las aguas del famoso caso de Toyota y sus complicaciones con los recientes llamados a revisión se habían calmado, la cosa se ha reavivado de repente una vez más. Y, en consecuencia, otro dolor de cabeza para la marca japonesa en los Estados Unidos de América. Si los 16 millones de dólares impuestos como multa en Abril pasado a Toyota ya eran bastante pesados, los nuevos 32,4 millones de dólares que se agregan a partir de ahora a su negativo en concepto de daños civiles, no lo serán menos…

La nueva multa ha sido impuesta a Toyota por el Departamento de Transporte de los Estados Unidos e implicaría la detención de las investigaciones y procesos derivados de dos de los temas más complicados para la marca en los últimos tiempos: en primer lugar el famosísimo tema del “PedalGate” (una cuestión que a esta altura del partido ya parece francamente eterna…) y por otro lado temas referidos a la dirección de la Hilux/4 Runner.
Con respecto al tema de las aceleraciones, las alfombras y los pedales defectuosos en varios de sus modelos (modelos de Toyota y también de Lexus), el Departamento de Transporte de los Estados Unidos ha llegado a considerar que el hecho de retirar en 2009 y 2010 dichas alfombras no ha sido suficiente para solucionar el tema y que además no se ha notificado debidamente a los usuarios sobre el real riesgo que corrían dentro de los cinco días estipulados por norma.
Sobre el segundo tema en cuestión, también se ha descubierto que la marca Toyota ha ocultado en el año 2004 la posibilidad de que se rompan las bieletas de la suspensión de la Hilux (cuando algo similar sucedió en Japón) con la 4 Runner del país del norte, pero al tiempo se vieron en la obligación de lanzar una fuerte campaña para llamar a revisión, descubriéndose además que muchos usuarios ya se habían quejado, mientras que Toyota miraba hacia otro lado.

Toyota, mientras tanto, no ha encontrado mejor manera de salvarse de la hoguera que a fuerza de repartir cheques a diestra y siniestra, y en los últimos tiempos ya lleva desembolsados unos 50 millones de dólares en multas. Lo de los cheques es ni más ni menos para evitar nuevos procesos legales, pero eso no quita que no sigan lloviendo causas y entonces… la cifra por las multas seguirá subiendo inexorable.