Morgan Space: la imaginación no tiene límites

morgan-space-01.jpg

Se sabe que el talento si cuenta con el valioso agregado de la imaginación, no tiene límites a la vista. Muchos son los artistas que plasman su pasión por los autos, de las más tradicionales y las más variadas maneras. Sueñan con los autos y los terminan plasmando de la manera que mejor saben hacerlo.

morgan-space-02.jpg

En éste caso hay un diseñador (que nos atreveríamos a llamar artista también) originario de Georgia, llamado Vladimer Klobakhidze que reúne todas las condiciones: talento, imaginación, creatividad y por sobre todas las cosas, inquietud…

morgan-space-03.jpgmorgan-space-04.jpg

Esa inquietud y esa avidez por ir siempre unos pasos más allá lo llevaron a buscar las formas de un auto soñado y que de una vez por todas se decidió a crear, por lo menos con un programa 3D
El desafío no era menor: tratar de encontrar el diseño para un Morgan que, ya se sabe, es una tradicional marca que lejos de cambiar radicalmente las formas de sus autos desde 1.909 se las ha venido arreglando para que sigan siendo siempre lo más parecidos posible (salvo algunos intentos que ya hemos visto).

morgan-space-05.jpgmorgan-space-06.jpg

El dilema de Klobakhidze era entonces: ¿tradición férrea o movimiento hacia el futuro sin olvidarse del pasado? La respuesta se la dio el diseño final de este fantástico Morgan Space, fruto de su fantástica imaginación y talento.

morgan-space-07.jpg

El Morgan Space es precisamente lo que su gran dilema le planteaba: el nexo perfecto, el eslabón perdido entre la clásica tradición de la marca inglesa y el futuro, definitivamente.
Poco es lo que se puede agregar sobre el trabajo de Vladimer Klobakhidze. Todo salta rápidamente a la vista. Todo queda perfectamente expresado en esas formas que rememoran a los viejos Morgan de toda la historia pero que indudablemente se presenta con ese toque fresco y renovado, siempre necesario para ir hacia delante.