Ecos de Monza: ¿Quién se queda con la corona?

MERCEDES 1

Y hubo otro fin de semana que vivimos en peligro. En peligro de sentir estallar el corazón ante semejante muestra de superioridad y de, sana competencia entre compañeros de equipo. Hace mucho se viene pidiendo ésto que ha sucedido hoy en el legendario trazado de Monza, donde -una vez más- se llevó a cabo el Grand Prix de Italia de la Fórmula 1 del 2014. Juego limpio, con mucha presión, claro, pero limpio al fin. Carreras abiertas, sin extraños mensajes desde un box o una oficina. Con pilotos que, dentro de inteligentes y convenientes normas de convivencia (sobre todo en la pista) sepan que pueden ir a buscar un resultado positivo para ellos sin que eso implique sacar al compañero de pista.
Les va costando un poco a Nico Rosberg y a Lewis Hamilton a bordo de sus todopoderosos Mercedes W05 que invitan a pisar el acelerador y a soñar con toda la gloria, pero -sin embargo- tras algunos (in)esperados encontronazos entre ambos, hoy finalmente en la legendaria pista de Monza parecen haber entendido de qué se trata.

MERCEDES 2

Si hasta hoy cabía alguna otra esperanza, parece que eso finalmente no sucederá: hablo de ver inscripto con letras de oro el nombre del futuro campéon del mundo de la categoría que no sea el de Rosberg o el de Hamilton al final de la presente temporada. Todo indica, sobre todo tras la carrera italiana, que la cosa está entre ellos dos. Y bien merecido que lo tienen.

MERCEDES 3

Los dos han hecho pingüe negocio hoy, sobre todo el británico, claro. Pero han sumado, en tándem, en equipo, que es en definitiva lo que todo el mundo les pide, también sus patrones. A pesar del traspie de Hamilton en la largada, el inglés ha sabido recuperarse y cuanto todo parecía indicar que sería Rosberg-Hamilton el nuevo doblete del equipo alemán de la Estrella, un error (dos en realidad) del germano que encabeza las posiciones del mundial, le abrieron la puerta para un talentoso y oportunista Hamilton para pasar a la cabeza de la carrera.

MERCEDES 4

Todo a pedir de boca de los aficionados. Misterio hasta el final del mundial, a pesar de la enorme superioridad del equipo. Juego limpio y guerra sólo en pista y con las mejores armas. Todo va en gustos, claro, pero…¿Quién se quedará finalmente con la corona que le regale el título de campeón mundial en 2014?