El monumento al Seat 600

seat-600-e-monumento.jpg

Al verlo se me cruzó por unos instantes por la cabeza la loca idea de proponer algo similar en nuestras Pampas…
No debe ser muy difícil imaginarse un monumento al Torino en la Costanera, o la estatua del Dodge Polara en la Avenida General Paz, o por qué no un justo homenaje a glorias pasadas como el Renault 12 y ¡ni hablar del Ford Falcon y el Chevy!
¿Llegaremos a ver alguna vez en nuestra querida Argentina, en donde se le rinden homenajes a seres muchas veces depreciables y se honra a algunos nefastos personajes dándoles sus nombres a calles y avenidas, un monumento a un auto? No lo creo, pero tampoco me parece totalmente imposible.

En donde parece que no ha sido imposible, sino todo lo contrario, fue en la localidad malagueña de Fuengirola, en España, en donde vaya uno a saber a qué mente brillante se le ocurrió descubrir un verdadero homenaje a un auto ícono de aquellas tierras como el Seat 600. Es que ya tiene su monumento, hecho en bronce y fibra de poliéster y como si fuera poco ¡a tamaño natural! La “estatua” (¿podremos llamarla así aunque no sea de una persona?) fue presentada en el predio ferial de Fuengirola, pero ya se ha asegurado un lugar en una glorieta de la zona de los Boliches de la misma ciudad.

La estatua fue inaugurada luego de que se llevara a cabo un nuevo e impresionante encuentro entre los amantes del mítico pequeñín al que asistieron no menos de unas 200 unidades de todo tipo y color, llegándose incluso a ver la recordada versión de 5 puertas que ha sido llamada Seat 800.

La ceremonia de inauguración del monumento al Seat 600 fue presidida por la alcaldesa Esperanza Oña quien se encargó de remarcar que el pequeño auto sirvió como fundamental medio de transporte para que lleguen los primeros turistas a la zona.
Merecido homenaje entonces y algo como para que aprendamos… que también a cosas así se le rinde tributo. ¿Y ustedes a qué auto le harían un monumento?