Mitsubishi MiEV Evolution III: listo para Pikes Peak

Mitsubishi MiEV Evolution III - 1

La marca japonesa Mitsubishi se lo ha puesto entre ceja y ceja. La idea se ha ido convirtiendo en prácticamente una obsesión para ellos y motivos no faltan para que estén muy entusiasmados. Es que ya en el año 2012 la marca se ha quedado con un hito importante para su propia historia y para las geniales carreras de trepada de Pikes Peak. En esa edición, la marca se convirtió en la primera en hacer subir hasta lo más alto de la cumbre a un auto con motor eléctrico. Para el 2013, Mitsubishi se había propuesto subir la apuesta pero, lamentablemente para ellos, la presencia de Loeb a bordo de su Peugeot 208 T16 lo impidieron, aunque han estado muy cerca realmente.
Pero, y siempre hay un pero, si los rivales habían llegado a creer que Mitsubishi se iba a dar por vencido, bien equivocados que estaban. La marca japonesa vuelve por más…

Al modelo Prototype inicial y al Evolution II del año pasado, ahora le sigue la continuidad lógica y esperada: aquí está Mitsubishi MiEV Evolution III, listo, totalmente listo y preparado para volver a hacer historia en la trepada de Pikes Peak.
La idea del modelo no ha variado prácticamente nada respecto de sus dos antecesores. Estamos en presencia nuevamente de un chasis de estructura tubular, mucha fibra de carbono en su carrocería y unas nuevas formas realmente muy logradas y evidentemente muy bien trabajadas desde lo aerodinámico. Hay algo de las formas de un Fórmula 1 en este Mitsubishi MiEV Evolution III que vemos en imágenes. Algo en su parte frontal, parte del cockpit y algo del remate en la cola, lo hacen asemejarse bastante a un auto de Grand Prix.
Al auto lo movilizan dos motores eléctricos, transmitiendo la potencia a través de un sistema de tracción integral (ideal para la subida, claro). La potencia del nuevo modelo ha sido debidamente retocada, llegando ahora a los 612 CV finales contra los 536 de la versión el año pasado.

Mitsubishi MiEV Evolution III - 2

Pero hay más todavía, ya que la marca ha informado que a todo lo anterior se le debe sumar el menor pedo que el auto tiene en esta oportunidad. A eso han contribuído los materiales con los que se ha construído el auto. La fibra de carbono se ha hecho presente por doquier. Capó y sobre todo los implementos aerodinámicos, como el alerón trasero, están hechos de ese liviano y resistente material.
¿Cómo le irá en su nuevo intento en la trepada de Pikes Peak? Todo parece indicar que no le falta nada para tener éxito…