Mitsubishi cierra su estudio de diseño en Estados Unidos

mitsubishi-guerrero

La crisis financiera y económica mundial sigue haciendo de la suyas y ahora le ha tocado el turno a la gente de Mitsubishi. La marca japonesa ha tenido que tomar una de esas medidas que ha (casi) nadie le gusta tomar, una jugada bien antipática pero con ribetes de intento desesperado de que la cosa no pase a mayores: ha cerrado definitivamente su Centro de Investigación y Diseño de América.

El hecho de haber bajado las persianas del lugar tiene que ver con dos cosas: una, la ya conocida crisis que sigue pegando y no perdona. Y la otra, el fracaso desde el punto de vista profesional del Centro de Investigación y Diseño de América que nunca se ha puesto a la altura de las circunstancias y no terminó cumpliendo con las expectativas con las que fue concebido, vale decir diseñar automóviles mucho más interesantes para el mercado norteamericano.
Las 60 personas que han quedado en la calle tras este cierre han trabajado en proyectos dispares en interés y calidad. Tal vez uno de los autos que más destaque haya tenido saliendo de sus mentes haya sido el Mitsubishi Eclipse. Fuera de este modelo, poco y nada o en realidad… vehículos que nunca jamás harán historia: el actual Galant, el Endeavor y la recientemente cancelada pick-up Raider.

Otro de los trabajos que han tenido destaque dentro de su escueta galería de modelos ha sido (irónicamente) el coche que diseñaron para la celebración de los 40 años de la marca Hot Wheels, el Double Shotz MRDA.
En fin, una cabeza más que ha rodado (60 en realidad) en esta lucha desigual (¿es desigual?) entre empresas automotrices y una crisis (en éste caso también interna) que parece no tener final.