El taxi Opel Minivan que condujo Michael Schumacher está a la venta

taxi-schumi.jpg

Cuando hace algunas noches Tuncer Yilmaz, un modesto taxista alemán llegó a su casa y comentó lo sucedido, su esposa colocó la palma de su mano sobre su frente y le tomó la fiebre.
El bueno de Tuncer, se desvivía por contar y tratar de hacer creer que durante su día de trabajo, un tal Michael Schumacher había subido a su taxi con destino al aeropuerto en la ciudad alemana de Coburg.

La historia hubiese carecido de un interés especial a no ser por un pequeño detalle. Al parecer al siete veces Campeón del Mundo de Fórmula 1, se le hacía tarde y estaba a punto de perder el vuelo. De manera que no encontró mejor manera de llegar a tiempo que pedirle que le deje tomar el volante al incrédulo propietario. La historia de Tuncer Yilmaz ya nunca más sería la misma.
¿Cómo negarse? ¿De qué manera decirle que no al gran Campeón de la Fórmula 1?

Michael Schumacher se acomodó rápidamente al volante del Opel Minivan de Tuncer, y como si se tratara del último Grand Prix de su vida, o el más importante, partió rápidamente y con las ruedas humeantes hacia el aeropuerto de la ciudad.

La esposa del taxista creyó que su marido había enloquecido finalmente, pero al otro día vio el hecho reflejado en las portadas de los diarios alemanes y entonces sí… pudo creer la increíble historia.

El hecho, tan anecdótico, tuvo dos consecuencias. La primera, fue la citación de Schumacher por parte de la Justicia alemana para que brinde explicaciones ante su conducta inadecuada y… ciertamente peligrosa.
La segunda, fue más pintoresca. Tuncer Yilmaz está pensando seriamente en vender el vehículo y desde entonces no dejó de recibir ofertas por su modesto (y ahora famoso) taxi Opel Minivan.

Se sabe que este Opel ya no es el mismo.
En su volante, las huellas digitales del hombre que se convirtió en leyenda viviente ganando siete títulos mundiales de Fórmula 1, así lo atestiguan.
Según Tuncer Yilmaz, una de las ofertas recibidas, alcanzo los 63.000 Euros, cifra nada despreciable por cierto, más aún tratándose del vehículo que se trata.

Mientras tanto, el bueno de Yilmaz, celebridad internacional a la fuerza, sigue escuchando ofertas, aunque ya sabe…su Opel Minivan se convertirá, tarde o temprano, en una enorme montaña de billetes.