Más de 7 millones de modelos de Toyota a revisión

No es nada nuevo lo de los llamados a revisión, pero lo que sí es nuevo (por lo menos para la casa japonesa Toyota) es el volumen, la cantidad de autos que debió llamar de inmediato a revisión no sólo a nivel continental en Europa, sino a nivel mundial. No se recordaba algo semejante desde aquel lejano año de 1996 cuando Ford debió llamar a revisión y arreglar “de un solo golpe” a la friolera de 8 millones de vehículos a causa de incendios en el vano del motor. Ahora le toca el turno a los japoneses de Toyota, con una impresionante cantidad de vehículos que alcanza a las 7,43 millones de unidades a nivel global, todos ellos fabricados entre los años 2005 y 2010.
De todos los autos que se deben revisar y eventualmente reparar se alcanzan las siguientes cifras dividiéndolos por continentes y/o países: 1,39 millones de unidades pertenecen a Europa; 2,47 millones de vehículos son de los Estados Unidos de América y finalmente 1,4 millones son de China.
Lindo dolor de cabeza para la marca lo que se les viene encima.
El desperfecto detectado no parece ser algo grave, pero claro, en esos lugares del planeta la queja de los usuarios se hace escuchar y los derechos tienen verdadero valor en esas sociedades de consumo, por lo tanto (aunque resulte ser algo sencillo) se ha llamado a revisión a semejante cantidad de autos. El inconveniente está focalizado en los levantavidrios eléctricos.

Si hablábamos con anterioridad de la relativa gravedad del inconveniente, eso es sólo si se toma a tiempo el tema. El botón para accionar el levantavidrios delantero del lado del conductor en ciertas ocasiones se pone duro y al querer utilizar un lubricante común y corriente se puede producir finalmente humo y, luego, fuego. De esto se desprende que Toyota estará utilizando durante las revisiones un tipo de lubricante diferente que pueda soportar más altas temperaturas para evitar definitivamente el inconveniente.

Mientras la marca intenta mejorar su reputación y levantar la puntería, surge este tremendo inconveniente para ellos que habrá que solucionar y de inmediato. Es que el número de autos afectados equivale ni más ni menos que al 93% del total de la producción de la marca durante el año pasado y todo eso sin olvidar que en 2009 y 2010 Toyota debió llamar a revisión a unos 10 millones de vehículos por problemas en el acelerador.
Algunos de los autos que se incluyen en la larga lista de vehículos afectados son los modelos Yaris, Auris, Corolla, Camry, RV4, Matriz, Scion XB, Highlander y el Tundra.
Veremos ya en qué deriva todo este lamentable hecho.