28,5 millones de Euros por un Ferrari 250 GTO de 1962

Ferrari 250GTO 3851GT  1

El fin de semana en el cual ha tenido lugar el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, en Monterrey, se ha dado además un hecho increíble. En una de las tantas actividades satélites del evento, alguien se ha convertido en el nuevo afortunado de un sensacional Ferrari 250 GTO del año 1962 por la friolera de -nada más y nada menos que- 28,5 millones de Euros. No se trató en realidad de una subasta, como se podría llegar a pensar, sino que directamente ha sido una compra de dueño a dueño. Una verdadera locura, pero… vamos que si yo tuviera ese dinero en mi cuenta, disponible para darme un buen gustito, también lo hubiera hecho del mismo modo.

Ferrari 250GTO 3851GT  2

Ya se venía con un antecedente similar, con otro Ferrari -subastado- en unos 50 millones de dólares con anterioridad hace un tiempo ya. En este caso, es verdad que no se ha alcanzado esa cifra (la venta por 28,5 millones de Euros equivale a unos 38,115 millones de dólares), pero la cosa se ha acercado bastante y, claro, no debemos dejar de tener en cuenta que se trata de una compra directa, peleando mano a mano el precio a cara de perro.

Ferrari 250GTO 3851GT  3

Este Ferrari 250 GTO tiene el chasis identificado con el número 3851T y ha sido el 19º vehículo de su especie en ser fabricado. En la operación de venta -reciente- del modelo, se ha incluído la factura original de compra, con fecha del 11 de septiembre de 1962. Todo un detalle increíble y pintoresco ante semejante compra, por cierto.
Este ejemplar que acaba de cambiar de manos, era anteriormente propiedad de un feviente entusiasta y coleccionista italiano de modelos de la casa del Cavallino Rampante. Su dueño anterior era, entonces, Fabrizio Violati y -demás está decirlo- este sensacional Ferrari 250 GTO de 1962 era hasta ahora una de las más preciadas joyas de su nutrida colección de autos clásicos de competición.

Ferrari 250GTO 3851GT  4

Vale decir que Violati había comprado este autazo en 1965 por un precio estimado en unos 2,5 millones de Liras, o su equivalente a unos 4.000 dólares. Lo tuvo hasta ahora, que decidió desprenderse. Pero hay más, claro… este auto -que originalmente no era rojo sino gris pálido metálico- tuvo como primer, original y legendario propietario al piloto de carreras Jo Schlesser, recordado por su trágico debut en Fórmula 1 en el Grand Prix de Francia, en Rouen, en donde lamentablemente encontrara la muerte en su primera carrera de la “Máxima”.
Disfrutá las fotos.