Mercedes Benz CLS Shooting Brake para la policía finlandesa

Mercedes-Benz CLS Shooting Brake - policia

No será ni la primera ni la última vez que veamos un auto de las fuerzas policiales absolutamente excepcional. No lo vemos por este lado del mundo, Sudamérica, pero sí están al servicio de las fuerzas de la ley y el orden en Europa y en tantos otros lugares. Sin ir más lejos, nos hemos cansado practicamente de ver autos super deportivos geniales siendo utilizados como autos de policía en lugares tan remotos y sofisticados como Dubai por ejemplo. Ahora llega otro auto fantástico, pero la noticia llega desde Finlandia. Lo vemos en la foto que encabeza esta nota y también algo podemos apreciar en el video que te mostrramnos al final de estas líneas. Allí está: un Mercedes Benz CLS Shooting Brake 350 CDI 4Matic que la policía finlandesa exhibe orgullosamente por las rutas de su país.

Sin dudas es un auto realmente muy adecuado para ser utilizado por las fuerzas policiales y todo ha empezado de la siguiente manera. La revista finlandesa “Tekniikan Maiilma” (Mundo de la Tecnología) hizo una consulta a sus lectores sobre qué institución merecía recibir un nuevo coche de regalo y, tal vez de manera sorprendente, la institución ganadora resultó ser ni más ni menos que la policía de Finlandia. La compulsa también incluía la siguiente pregunta: ¿qué coche debería recibir esa institución?

La unidad de tránsito de la policía finlandesa se vio finalmente beneficiada y el auto elegido ha sido, obviamente, este Mercedes Benz CLS Shooting Brake 350 CDI 4Matic, al cual además podemos ver un poco más detalladamente en el video (está en idioma finlandés, pero vale de todos modos). Este Mercedes de policía lleva en sus entrañas un motor V6 Turbo Diesel 3.0 litros de cilindrada con 265 CV de potencia y unos 620 Nm de par motor. Tiene tracción integral y puede acelerar de 0 a 100 km/h. (fundamental en este caso) en unos 6,7 segundos alcanzando además los 250 km/h. de velocidad máxima. ¿Su consumo? También muy importante dadas las circunstancias: 6,6 litros por cada 100 kilómetros recorridos.