Mercedes Benz Ocean Drive Concept: el poder de la tradición

El Salón de Detroit de 2007 se ha convertido en un campo de batalla entre dos titanes de la industria automotríz. Rolls Royce y Mercedes Benz han develado cada uno por su lado sus armas para desplegar una dura batalla en el mercado de los autos convertibles de cuatro puertas y de gran tamaño. La firma alemana ya había abierto el fuego con el lanzamiento del Maybach, pero ahora la munición es más pesada y acaba de presentar su más imponente creación: el Mercedes Benz Ocean Drive Concept.

flecha-1.jpg

Este auto, representa el momento culminante entre la tradición de Mercedes Benz en autos de gran porte lujosos y la más adelantada tecnología en automóviles.
El Ocean Drive no se limitará a ser sólo un concept. La tecnología y la ingeniería que en este vehículo se encuentran, lo hacen perfectamente realizable en serie como para ser puesto a la venta en cuanto la empresa alemana así lo decida. Es uno de los pocos casos en que el concept car es prácticamente el coche que rodará por las calles casi sin modificación alguna.

flecha-3.jpg


Un auto de gran porte pero armónico

El Ocean Drive, si bien es un mojón en la historia de Mercedes Benz, incluye numerosos elementos tradicionales en vehículos de la firma alemana.
Encontramos la parrilla delantera con todo el sello de la casa de Stuttgart y con unas dimensiones un 30% más grandes que las del Mercedes S Class, enmarcada entre dos enormes y razgados faros de LEDs y los ya consagrados espejos retrovisores con indicadores luminosos.

flecha-2.jpg

Hay un gran mérito en este auto. Según mi criterio el Departamento de Diseño de Mercedes supo manejar muy bien el límite entre espectacularidad y falta de armonía. No es este auto un convertible de gran tamaño que luce desbalanceado. Al contrario. El excelente manejo de las proporciones generales del Ocean Drive lo transforman en un auto agraciado y sobre todo bonito antes los ojos de quien quiera verlo. A pesar del tamaño.

Un detalle espectacular es el finísimo trabajo de pintura con una terminación que nos regala una auto con dos tonalidades diferentes del mismo color en su carrocería. Una verdadera joya.

Impacto visual.
El Ocean Drive es un auto con una línea de cintura alta y armónica. La armonía y la “ausencia de rigidez” (visualmente hablando) son aportadas por un grado de curvatura muy sutil como para que este auto no pierda dinamismo.

flecha-4.jpg

La tradición.
Al Ocean Drive se le quiso dar una imagen retro. Las llantas de 21 pulgadas plagadas de delgadísimos rayos colaboran en reforzar esa intención. La imagen final es indudablemente la de un Mercedes Benz clásico de la pre guerra, pero con toda la tecnología y el diseño del siglo XXI.

La tecnología.
La plataforma sobre la cual se fabricará el Ocean Drive es la misma del S600 Class, por eso es sumamente viable si pronta producción, en cuanto la empresa de la Estrella de tres puntas lo decida.

El motor elegido para esta unidad será un V12.
Tal vez lo más novedoso en materia de tecnología aplicada a este auto está en el ítem del confort con el sistema Airscarf, que se podría traducir como “bufanda de aire”.

Este climatizador envía el aire a la temperatura seleccionada por cada pasajero directamente a la altura de su cuello individualmente. Esto lo transforma en el primer auto que puede acondicionar el aire siendo convertible (mientras tiene el techo bajo).

Sistema Pre-Safe.
La seguiridad es un tema de desvelo para Mercedes Benz. El sistema Pre-Safe permite que el auto “perciba de antemano” cuando se está por producir un accidente. Ante esta situación los cinturones de seguridad reciben una pre-tensión automática. Eso provoca que esos 2 segundos (o menos) resulten suficientes para adelantarse al sistema inercial, logrando de esa manera mayores y más efectivos sistemas de seguridad.

El conductor, al sentir la pre-tensión puede reaccionar y corregir su postura en el habitáculo y preperarse así, de ese modo, para el accidente que de todas maneras resultará inevitable.

Sistema de radar Distronic (opcional).
El Distronic es un sistema de control de crucero que, para decirlo en forma sencilla, mide la distancia entre el vehículo y el que viaja por delante para evitar accidentes.

No hace falta decir que este sistema será de gran utilidad, sobre todo en condiciones de tránsito intenso. Si el sistema, al medir la distancia con el auto que lo precede, detecta que se puede producir un impacto, “dosifica” el frenado para que el auto transite ese tramo evitando el accidente. En las 300 pruebas realizadas con este sistema entre diferentes conductores, los casos de accidentes se redujeron en un 75%.

flecha-5.jpg

Para finalizar.
El Mercedes Benz Ocean Drive Concept (y su futura versión en serie) está destinado al éxito y a convertirse en una verdadera leyenda viviente con gran proyección futura.

La tradición de Mercedes, la tecnología, la más que acertada aplicación del diseño y los materiales de última generación han dado vida a este sedán de gran porte, de 4 puertas, convertible que está llegando al mundo automovilístico para quedarse y perdurar.
Un nuevo clásico de nuestros días.