Mercedes Benz CLS 63 AMG Wald International

¿Gustan o no gustan realmente estas versiones tan particulares que salen de las mentes de algunos preparadores? Eso quedará para un debate en otra oportunidad, pero realmente lo que no puede quedar para otra oportunidad es la chance de apreciar con todo lujo de detalles a una creación que nos hace llegar a este mundo el preparador japonés Wald International. Más allá de gustos personales y criterios particulares, no se podrá negar que el nivel de terminación y detalles al que sometieron a este Mercedes Benz CLS 63 AMG es algo digno de toda admiración.

Wald Internacional ya nos tiene acostumbrados a presentaciones de autos que francamente resumen sobre sus formas, aires tétricos e incluso fantasmagóricos. Esta vez no ha sido la excepción, sino vean ustedes mismos.
El Mercedes Benz CLS sale de las factorías de la marca de la Estrella de Tres Puntas con un paquete aerodinámico que resulta de lo más interesante, sin embargo la gente de Wald parece que no ha quedado conforme con eso y le han dado su particular toque siempre tan característico.
No anduvieron perdiendo el tiempo y se despacharon con su propio Kit Aerdinámico para este monstruo alemán, al que denominaron Black Bison.

No hace falta andar hablando demasiado sobre las características de este kit que presentan sobre el auto: formas más agresivas, radicales y definitivamente mucho más extremas que las del modelo original son el marco perfecto para una preparación que (como ya dijimos) más allá de gustos personales es algo digno de ver.
El conjunto se completa de la mejor manera gracias a sus impactantes llantas de color negro furioso, una sensible reducción de la altura de la suspensión y fundamentalmente gracias a la cuádruple salida de los escapes en la zona posterior del auto. ¿Se puede pedir algo más?

Sí, se puede pedir algo más. Este auto completa su kit especial con elementos hechos en fibra de carbono, como por ejemplo los paragolpes. En el caso del paragolpes delantero, el mismo incluye unas tomas de aire generosas e importantes que sirven de base para los nuevos LED, mientras que el paragolpes trasero incluye salidas de aire, un difusor generoso y dos pequeños alerones.

Ahora restará de parte de cada uno ponerse de un lado o del otro: Los que gustan de este tipo de preparaciones y los que, definitivamente, no. Yo me ubico en la fila de los que gustan de estas cosas cuando se hacen de esta manera.