Mercedes Benz A45 AMG: el inconformismo de GAD Motors

GAD Motors Mercedes Clase A - 1

Dice el diccionario sobre la palabra inconformismo: Actitud hostil ante el orden establecido. Actitud consistente en la falta de acuerdo o conformidad.
Si nos atenemos al pie de la letra a eso, diremos entonces que en el mundo motor hay, afortunadamente, muchos inconformistas. La gente de GAD Motors, sin ir más lejos, parece estar en ese grupo de personas. Parece ser que los 360 CV de potencia originales que entrega el Mercedes Benz A45 AMG -dicho sea de paso que es el modelo compacto más potente del planeta- no resultan suficientes para esta gente y entonces, ¿qué otra cosa podían hacer si no ponerse manos a la obra y darle al modelo de la casa de Stuttgart su propio toque personal?

GAD Motors Mercedes Clase A - 3GAD Motors Mercedes Clase A - 2

Los amigos de GAD Motors –y se nota que son verdaderos inconformistas- le han metido mano al auto original y –para comenzar- le han dado una potencia final que llega sin inconvenientes a los 430 CV, lo cual implica que si el modelo “normal” ofrece una potencia de 180 CV por litro, éste generado por la gente de GAD llega sin problemas a ofrecer 215 CV de potencia por cada litro. Una locura.
Por otro lado, el par motor máximo, aumenta también y va desde los 450 Nm originales a los 550 Nm de esta versión especialmente creada.
Y las mejoras son realmente notables en prácticamente todos los aspectyos –y ni que hablar de su infernal y excitante estética- ya que por ejemplo en el apartado de la aceleración, el modelo original acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en unos 4,6 segundos, mientras que el preparado por GAD Motors, lo hace en 4,1 segundos. Y hay más: el auto puede acelerar de 0 a 200 kilómetros por hora en la friolera de 14,3 segundos, lo cual mejora sustancialmente, en tres segundos lo que consigue el modelo que le ha dado origen.

GAD Motors Mercedes Clase A - 4

Y vuelvo a mencionar su estética. Impacta, llama la atención, gusta, atrapa, enamora y así podría seguir y seguir. Tiene una pinta sensacional y lo mismo sucede viéndolo en conjunto o bien en detalle. Y si no me crees, fijate lo que son esas pinzas de freno rojas y rabiosas en una de las fotos. ¿Qué más se puede pedir? Creemos que no mucho más. ¿Y qué decir entonces del interior totalmente consagrado al espíritu competitivo? Agresivo hasta la mismísima médula espinal, feroz, picante y atrapante. Una maravilla. Un monstruo sobre ruedas.

GAD Motors Mercedes Clase A - 5