Mercedes Benz Clase C Coupe: espiado sin camuflaje

Finalmente el Mercedes Benz Clase C Coupe ha sido descubierto y, lo que es más importante, sin camuflaje… o casi. Si bien desde hace rato ya se sabía de la aparición de este modelo de la casa alemana, es recién ahora que se lo puede apreciar prácticamente desnudo, lo que nos da la chance de ver sin tapujos las formas definitivas con las que se presentará en sociedad.
Los únicos camuflajes que aun se pueden apreciar en estas fotos espía son aquellos que cubren sectores del auto que bien podrían llegar a copiarse por parte de la competencia, por ejemplo las ópticas de la parte delantera.

El aspecto del nuevo Mercedes Benz Clase C Coupe es definitivamente muy elegante y de líneas sencillas. Se trata de la encarnación real y concreta de un auto que llegará al mercado automotriz para reemplazar a otros dos modelos discontinuados de la marca de Stuttgart: hablamos del Mercedes Benz SLK y el Mercedes Benz CLC.
A primer golpe de vista se nota a las claras que este modelo es primo directo del Clase E Coupé, el mismo que permanecerá en el mercado como directo rival de autos tales como el Audi A5 o el BMW Serie 3 Coupe.
Estéticamente el Mercedes Benz Clase C Coupe, que dicho sea de paso se fabricará sobre la plataforma del actual Clase C, es sensiblemente más pequeño que el Clase E Coupe, más concretamente será unos 30 cm. más corto y no exhibirá además algunos de los razgos característicos del actual Clase C, como por ejemplo esas protuberancias sobre los guardabarros fundamentalmente en el sector trasero del vehículo.

En el sector en donde habrá grandes variantes respecto de todo lo conocido en los modelos de la marca será seguramente en la parte frontal. Allí el Mercedes Benz Clase C Coupe estrenará unos nuevos diseños para las luces delanteras que serán diurnas LED y también la parrilla frontal mostrará nuevas formas, muy inspiradas en algunos modelos conceptuales y en el Mercedes Benz SLS AMG o el próximo CLS de la casa.
En lo que hace a las motorizaciones posibles para el modelo ya se habla de diversas opciones de motores diesel y a nafta y aun persisten dudas sobre la compresión de las variantes de alta gama.
Este auto, para cuando llegue a las calles, estará costando aproximadamente unos 30 mil Euros y muy probablemente sea presentado ante el mundo en oportunidad de celebrarse el próximo Salón de París.