Nuevo Mercedes Benz CLK


Mercedes Benz CLK: deportivo, coupé y muy cómodo

mercedes-benz-clk-01

Desde el año 1.996 la casa alemana Mercedes Benz nos viene regalando la presencia del Mercedes Benz CLK en el mercado automotriz. Se trata de un auto coupé deportivo que se destaca por tener todo el lujo esperado encima y que ya va por su segunda generación sobre esta Tierra (aunque a veces el auto parezca de otro mundo).

El Mercedes Benz CLK es un automóvil de dos puertas y cuatro plazas para los ocupantes, tiene tracción trasera y lleva el motor en la parte delantera ubicado de manera longitudinal.
El Mercedes Benz CLK comparte desde sus inicios numerosos elementos desde el aspecto mecánico con un pariente de la familia de la casa de Stuttgart como lo es el Mercedes Benz Clase C, que es en este caso un automóvil de turismo. El CLK se ofrece en el mercado en sus variantes de carrocería de tipo coupé como así también descapotable.

Como se ha dicho salió al mercado en 1.996 a través de una generación que llevaba como denominación interna en el chasis la sigla W208 y que se extendió hasta el año 2.002 (momento en el cual apareció la segunda generación del CLK).

Es un deportivo extremadamente lujoso y cómodo por donde se lo quiera mirar que ya desde entonces contaba con un equipamiento de diferentes dispositivos de seguridad tales como el control de estabilidad, el control de tracción y el antibloqueo de los frenos.
En su primera versión se ofreció al público con caja de cambios de tipo automático de cuatro y cinco velocidades. Los motores en todas las variantes eran nafteros, a saber:

CLK200: 2.0 litros, 4 cilindros en línea, 136CV.
CLK200 Kompressor: 2.0 litros, 4 cilindros en línea, 163CV.
CLK230: 2.3 litros, 4 cilindros en línea, 193CV.
CLK320: 3.2 litros, 6 cilindros en V, 218CV.
CLK430: 4.2 litros, 8 cilindros en V, 275CV.
CLK55 AMG: 5.4 litros, 8 cilindros en V, 342CV.

También se hizo una versión especial para competir en las 24 Horas de Le Mans, el CLK GTR, con un motor de 6.9 litros y 620 CV de potencia, el cual gracias a su precio de 1.573.000 dólares se transforma sin escalas en el auto más caro de toda la década de los años ’90.

Luego en 2.002 llega la segunda generación (hasta nuestros días) que con el código de chasis W209 se convirtió también en el auto más vendido de su segmento.

Traía como novedad el cambio secuencial de siete marchas y cierre centralizado sin la necesidad de llave. Los motores agregaban las opciones diesel y eran los siguientes:

Diesel:
CLK220 CDI: 2.2 litros, 150CV.
CLK270 CDI: 2.7 litros, 170CV.
CLK320 CDI: 3.2 litros, 224CV.

Nafteros:
CLK200 Kompressor: 2.0 litros, 163CV.
CLK240: 2.6 litros, 170CV.
CLK280: 2.8 litros, 231CV.
CLK350: 3.5 litros, 272CV.
CLK500: 5.5 litros, 388CV.
CLK63 AMG: 6.3 litros, 510CV.
CLK63 AMG: V-Max.

En el año 2.006 se le practicó un leve restyling afectando fundamentalmente la parte delantera del auto.