Nuevo Mercedes Benz Clase G


Mercedes Benz Clase G: generoso todoterreno versátil

mercedesbenz-clasegfoto1

Desde el año 1.979 el Mercedes Benz Clase G (la letra identificatoria es por Geländewagen) viene cumpliendo todo tipo de tareas una vez que ha sido elegido: es que este todoterreno super completo y versátil puede ser utilizado (de hecho lo es…) tanto como un efectivo vehículo militar como así también haciendo las veces de Papa Móvil para llevar de un lado al otro al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Así de cambiante puede ser y así de versátil ha resultado, algo similar a lo que ocurre con sus rivales, entre ellos el Land Rover Defender. Se trata de un vehículo formidable (también desde lo estético) que es desarrollado conjuntamente por la casa alemana de la Estrella de Tres Puntas de Stuttgart con la empresa austríaca Steyr-Daimler-Puch.

El Mercedes Benz Clase G ha dejado de ensamblarse en el año 2.001 y desde el año 1.979 se ha ofrecido al usuario en el mercado a través de diferentes terminaciones. Desde 1.979 hasta 1.991 se produjo la variante W460. Desde el año 1.992 hasta el año 2.001, se produjeron los proyectos W461 que contaba con tracción en las cuatro ruedas de manera permanente, diferenciales con capacidad de ser bloqueados y mecánica reforzada como para permitirle realizar sin ningún inconveniente excursiones de todoterreno y el W463 que contaba con tracción conectable en las cuatro ruedas y muchos más elementos internos de confort.

Con el paso del tiempo el Mercedes Benz Clase G fue logrando incorporar diferentes elementos para hacerlo más apetecible y completo a la hora de ser adquirido. Entre esos elementos el Clase G incorporó cosas tales como airbags, control de estabilidad y sistema de frenos con antibloqueo.

Con respecto a las motorizaciones, inicialmente el Clase G de Mercedes Benz tuvo las siguientes plantas motríces: 2.0 litros con 113CV (modelo 200GE); 2.3 litros con 122CV (modelo 230GE) y finalmente uno de motor 2.8 litros con 150CV (modelo 280GE) en todos los casos con cuatro cilindros en línea; mientras que agregaba la posibilidad de un motor de 2.8 litros con 156CV (modelo 280GE) pero con seis cilindros. Todos estos motores eran nafteros. En cuanto a los diesel eran los siguientes: 2.4 litros con 72CV (modelo 240GD) y cuatro cilindros en línea; 2.5 litros con 84CV (modelo 250GD) con cinco cilindros en línea y por último otro cinco cilindros en línea de 3.0 litros con 88CV (modelo 290GD).

La evolución del modelo y las necesidades del mercado provocaron que los motores iniciales se fueran reemplazando por otros que fundamentalmente tenían menores emisiones contaminantes y por sobre todo una mejor relación entre el consumo y las prestaciones del vehículo. Así llegaron el 3.2 litros con 215CV V6 (modelo G320); el 5.0 litros con 296CV V8 (modelo G500); el 5.5 litros con 388CV V8 (modelo G500), 5.4 litros V8 con compresor volumétrico (modelo G55 AMG) y finalmente un 6.3 litros con 444CV V12 (modelo G63 AMG).
Finalmente por el lado de los motores diesel se agregaron a la gama tres variantes, a saber: 2.7 litros con 156CV (modelo G270 CDI); 3.0 litros con 224CV V6 (modelo G320 CDI) y por último un 4.0 litros con 250CV V8 (modelo G400 CDI).