Mercedes Benz Aesthetics 125: así será el futuro

Cuando Karl Benz patentó hace ya 125 años su invento, tal vez nunca imaginó que todo iba a devenir en lo que es hoy… o posiblemente sí. Lo cierto es que ha pasado mucho tiempo y ha corrido mucha agua bajo el puente y Mercedes Benz es hoy en día lo que es, en parte, gracias a la pujanza y la visión de gente como su creador. No todos los días una empresa puede celebrar los 125 años del patentamiento que, casi con toda seguridad, ha sido el mojón indiscutible de la historia de los autos.
La casa alemana celebra por estas horas ese gran aniversario y lo hace con algo muy especial y de una manera muy particular. Acaban de presentar en sociedad una escultura a la que han llamado Mercedes Benz Aesthetics 125 que es en realidad, mucho más de lo que aparenta.

No podemos considerar al Mercedes Benz Aesthetics 125 como un vehículo conceptual, de hecho no lo es. Tampoco podemos llegar a considerarlo como un simple chasis al desnudo, ya que tampoco lo es. De la mejor manera que podemos encuadrar esta escultura de la marca alemana es diciendo que en realidad se trata de un boceto llevado a la realidad y materializado corpóreamente. Pero este Mercedes Benz Aesthetics 125 es mucho más que un simple boceto corporizado, es en realidad el encargado de mostrar a propios y extraños cómo serán los autos de la Estrella de Tres Puntas en el futuro que está por venir. De allí su inusitada e inesperada importancia…

¿Y cómo es que ha sido realizada esta tan extraña e intrigante escultura? Lo explicamos de la siguiente manera: este Mercedes Benz Aesthetics 125 es fruto de una técnica conocida simplemente como estereolitografía, que es ni más ni menos que un proceso a través del cual resinas líquidas fotopoliméricas se hacen sólidas al ser expuestas y entrar en contacto con la luz ultravioleta, generando luego este tipo de “escultura”.

Así nace este artefacto del cual es prácticamente imposible definir qué parte será utilizada y qué parte no en un futuro modelo de la marca alemana. Sea como sea, lo concreto es que lo que vemos en las fotos de la nota es mucho más que un homenaje… es una visión del futuro mismo y un gran adelanto de las formas que tendrán los Mercedes Benz del mañana.