Los mejores autos en llamas

llamas-01.jpg

Hay autos que estallan. Hay autos que explotan. Hay autos que sólo saben estar en llamas.
Esta formidable colección de autos Hot Road «encendidos» es sólo una pequeña muestra de lo que puede hacerse sobre la chapa de un coche de estas características.

llamas-02.jpgllamas-03.jpg

Cada línea, cada color, cada forma es objeto de un exhaustivo análisis y no tiene vestigios de la más mínima improvisación.
Hay quienes no son definitivamente fervientes amantes de este tipo de «modificación» sobre autos que pueden considerarse históricos o de colección.
Pero tampoco se puede negar que el resultado, obviando lo anterior, puede ser de una belleza inusitada y pocas veces vista.

llamas-04.jpg

La mejor manera de ver en detalle estos trabajos, de llamaradas coloridas sobre las formas de un auto, viene de la mano del exquisito fotógrafo Scott Williamson.
Su trabajo tiene una notable y destacable peculiaridad: no tiene retoques de ningún tipo.

Aquí, en estos casos, y en todos sus trabajos, no existe posibilidad alguna de encontrar trucos manipulados desde un útil PhotoShop. El retoque es un concepto prohibido tajantemente en su mundo.

llamas-05.jpg

Todas y cada una de las tomas que realiza a través de sus sensible lente, son medidas y estudiadas al milímetro, hasta la perfección… hasta el hartazgo…

Williamson es capaz (como nadie) de capturar en todo su esplendor cada milímetro del diseño efectuado sobre la chapa y mostrarlo al observador casi de manera irreal. De un modo que muchas veces lleva al descreimiento o a la desconfianza.
Pero no. Sus fotos nos permiten observar como a través de una lupa generosa los detalles de esta colección de Hot Road en llamas como nmadie más sabe hacerlo.

llamas-06.jpg

Sus trabajos sirvieron para ilustrar catálogos completos de afamadas marcas como Toyota, Lexus y hasta Mercedes Benz. En esta oportunidad, les mostramos las mejores imágenes de una increíble colección de Hot Road, que se pudo observar este año en una exhibición del Museo Petersen del Automóvil, en Estados Unidos.

Una fogosa y ardiente muestra de arte en todos los sentidos.