McLaren P1 Gulf

MCLAREN-P1-GULF---1

Los colores de Gulf, siempre, pero indefectiblemente siempre, han tenido un particular atractivo para los seguidores y amantes de los autos de competición. Es, podría decirse, un clásico de clásicos en cuestiones de imágen desde (exagerando) tiempos inmemoriales y, así las cosas, los colores celeste y naranja representa desde hace décadas a la imagen de la empresa petrolera Gulf.
La cuestión es que recientemente se ha acercado hasta las instalaciones de la marca McLaren en la localidad inglesa de Woking, un cliente, llamado Miles Nadal, quien solicitó a la firma hacer un modelo P1 precisamente con los colores tan distintivos de Gulf.
Así fue que el Departamento de Operaciones Especiales de McLaren se puso manos a la obra y se dispuso a llevar el pedido a la realidad.

MCLAREN-P1-GULF---2MCLAREN-P1-GULF---3

¿Qué decir sobre el resultado final? Si bien no pocos eran los que sostenían que la tarea era arriesgada, lo que finalmente se ha conseguido -hay que reconocerlo- es algo sencillamente excepcional. Finamente realizado, con un criterio estético soberbio y fenomenal, este auto hecho a pedido combina a la perfección los colores de Gulf tal como podés apreciar en las buenas fotos que compartimos con vos en esta nota.
Al “caprichoso” cliente, el bueno de Miles Nadal, se le ha ocurrido esta bendita idea tras ver al legendario y recordado McLaren F1 GTR que sabía hacer de las suyas en las pistas, con esta misma decoración, en los años de la década de los ’90. Y lo bien que hizo. Lo viño, le gustó y… no se quiso conformar quedándose con las ganas. Buen trabajo, excelso, superlativo de parte de la gente de McLaren, por supuesto.

MCLAREN-P1-GULF---4MCLAREN-P1-GULF---5

Por otro lado, la personalización también ha alcanzado al interior del auto, en donde se han aplicado modificaciones a algunos controles y elementos de la consola del modelo que capta nuestra atención. Otro detalle que se ha incluído es el de las costuras a la vista en las butacas, las cuales también van en combinación con la coloración exterior.
Pero claro, como no podía ser de otra manera, todo ésto tiene un costo – y bastante elevado, por cierto-, dado lo cual el dueño del auto ha tenido que desembolsar de su cuenta personal, la friolera de más de 1 millón de Libras por esta genialidad. Pero vamos ¿quién le quita lo bailado? Buen gusto el que se ha dado… Disfrutalo a través de la galería de fotos.