McLaren Mercedes Benz empieza a aparecer

difusor-del-mclaren

Desde la mismísima aparición en sociedad del flamante McLaren MP4/24 Mercedes Benz decíamos que imponía respeto. En un principio más de uno habrá pensado que esa afirmación resultaba un tanto exagerada y ni bien dieron comienzo las pruebas invernales no fueron pocos los que sonrieron de costado al ver el paso desdibujado de las Flechas de Plata, siendo superado casi constantemente por el resto de los presentes en los test.

Los tiempos de los demás bajaban a repetición, mientras que los del equipo anglo alemán subían dramáticamente para sorpresa del mundo entero.
¿Habían perdido el rumbo? ¿Se olvidaron de cómo se hace un auto competitivo y que meta miedo? Todo parecía indicar que eso efectivamente era así y como quien no quiere la cosa, los test invernales terminaron ya para muchos pero para McLaren (y Williams) continuaron hasta la jornada de hoy en donde llevaron a cabo el último día de pruebas antes del comienzo del nuevo campeonato mundial.

trabajo-de-mclaren

Si en la jornada de ayer el tiempo de 1:18,202 de Heikki Kovalainen hacía revivir las esperanzas de McLaren, el de hoy hace pensar que definitivamente McLaren se estaba guardando algo. Es que el finlandés clavó hoy el cronómetro en 1:17,946 y (si bien ha quedado detrás del tester de Williams, Nakajima, con su 1:17,494) ese tiempo lo ha dejado mucho mejor parado que en la jornada de ayer y muy cerca del récord de Button en Jerez con 1:17,844.

La gente de McLaren venía proclamando a los cuatro vientos que ellos no estaban en donde querían, que el auto era lento todavía y que llevaría un tiempo que se mejore. Pues bien, parece que ese tiempo ha llegado y (causalmente) se ha dado la mejora (notable) una vez que los rivales directos (léase Ferrari, Renault y BMW Sauber entre otros, además de la sorpresa de Brawn GP) se han ido a casa y ya no tienen tiempo de copiar absolutamente nada.

Las andanzas del equipo McLaren ya habían comenzado hace unos cuantos días con ese juego del gato y el ratón con el que atrayeron la atención de toda la concurrencia. Por ese entonces preguntábamos ¿qué ocultaba McLaren tan celosamente? y hoy a la luz de los hechos, parece que efectivamente hay algo que no quieren mostrar.
Durante estos últimos días estuvo en el centro del huracán el famoso difusor trasero del auto (en la foto que encabeza la nota vemos un dispositivo colocado sobre el elemento aerodinámico destinado a enviar data al box) y las puertas cerradas del box (foto de abajo) son las más claras demostraciones de que trabajan a destajo con “no todo fuera de control”.

La semana que viene empieza el campeonato y lo que antes parecía desesperación ahora se ha convertido en tensa calma para los amigos de las Flechas de Plata.