Maserati Quattroporte Collezione Cento: lo exclusivo puede ser aún más exclusivo

maserati-1.jpg

El último eslabón de la cadena de éxitos y aciertos en la historia del Maserati Quattroporte, no podía ser mejor, no podía ser más digno de su lujosa trayectoria.
Con motivo de la celebración del Salón de Detroit 2008, la casa italiana aprovechó para presentar en (alta) sociedad a su más reciente y espectacular creación: el Maserati Quattroporte Collezione Cento.
Y la comprobación quedó, entonces, al alcance de la mano: lo exclusivo puede ser aún más exclusivo. Así de simple.

El fantástico Maserati Quattroporte Collezione Cento será producido en Edición Limitada de tan sólo 100 unidades. Es el súmun de lo exquisito, el límite más lejano conocido en materia de lujo y sofisticación, una excentricidad que no muchos podrán ostentar.
Todas las unidades producidas tendrán un exclusivo color blanco marfil y llevarán unas magníficas llantas de 20 pulgadas de aluminio pulido. Una belleza por donde se lo mire.

maserati-2.jpg

Por fuera y… por dentro.

Allí en el interior, las maravillas no se atenúan. Muy por el contrario. Lo mejor tal vez se vea allí dentro…
Finísimos asientos de cuero con detalles de botones en el centro diseñados por los expertos de Poltrona Frau, inserciones de madera por doquier y lo más espectacular, un inigualable equipo multimedia a través del cual se puede elegir entre navegar por Internet, conexiones USB y conectarse a un reproductor de DVD, todo a través de dos generosas pantallas de 10.4 pulgadas para los asientos traseros.

maserati-3.jpg

En el auto, los cambios son estrictamente estéticos. No hay diferencia alguna con la versión anterior por todos conocida en ninguna de sus otras especificaciones. El motor sigue siendo el poderoso V8 de 4,2 litros y 400 CV de potencia, mientras que la caja sigue siendo automática y de 6 velocidades.

Una edición especial, con altísimos detalles de lujo, únicos en su tipo para un vehículo también único en su especie y una marca colmada de excelencia y tradición.
El Maserati Quattroporte Collezione Cento es la más acabada representación de todo eso.