Maserati Chicane: sangre joven en el Salón de Ginebra

maserati_chicane.jpg

El Salón de Ginebra aún no ha abierto sus puertas y ya está dando que hablar.
En esta oportunidad, ha llegado la hora de que un grupo de jóvenes diseñadores del IED (Instituto Europeo de Diseño) muestre como nunca su extraordinaria capacidad a la hora de crear un auto.
Y no se anduvieron con chiquitas, ya que el trabajo terminado lleva en su parrilla el logo de Maserati.

El Maserati Chicane es, según sus propios creadores, “una escultura dinámica, cuyo diseño armónico encierra potencia y deportividad”.
No pueden haber encontrado mejores palabras para describirlo… El Maserati Chicane es verdaderamente una obra de arte y al verlo no se puede pensar en otra cosa que no sea la potencia que nos regala y el espíritu deportivo que conlleva la naturaleza de su nombre…

El grupo de noveles diseñadores del instituto ubicado en Turín, mostrará orgullosamente este superdeportivo coupé 2 + 2 con motor V8 frontal y propulsión trasera.
Estéticamente llama poderosamente la atención su gran parrilla frontal, bien característica de los modelos Maserati en su diseño y fundamentalmente la concatenación de las curvadas líneas que le dan forma.

Otro detalle llamativo e interesante es el dibujo de los faros delanteros, muy rasgados y verticales, lo que le da un definitivo aspecto de concept a un auto que perfectamente podría ser un vehículo de producción en serie.

En pocas palabras, el Maserati Chicane es la más fiel representación de la garra que le puede dar la sangre joven a una marca de larguísima tradición, con la mirada puesta firmemente en el futuro.