Marchionne piensa en el regreso de Alfa Romeo a la Fórmula 1

ALFA ROMEO

De confirmarse o de llegar a concretarse, la noticia –verdaderamente- podría llegar a ser sin lugar a dudas una de las más espectaculares e impactantes del año que está por comenzar y lo mejor del caso es que no se trata en esta oportunidad de un simple rumor infundado o una sospecha de cara a lo que viene, sino –muy por el contrario- que ha salido de la boca del mismísimo presidente de Ferrari, Sergio Marchionne.
Así, el máximo directivo de la casa del Cavallino Rampante se ha mostrado particularmente interesado y entusiasmado con la idea de revivir el legendario nombre de Alfa Romeo en el ámbito de las carreras automovilísticas del más alto nivel. Claro que las cosas aún están en pañales y Marchionne apenas si ha deslizado la idea con sus intenciones, sin aclarar de ninguna manera en qué categorías deportivas tendría pensado ese esperado regreso ni bajo qué circunstancias.

Al respecto, lo que sí se sabe según algunos de sus comentarios, es que todo podría llegar a cristalizarse en categorías menores (al menos inicialmente), tal vez de manera potencial a través de un adecuado programa de LMP2 o incluso como motorista de la Fórmula 2.
Sin embargo, y aquí lo más nos interesa, también anda dando vueltas la idea de un retorno a la Fórmula 1, algo que no es –tampoco- un mero rumor, sino que ha surgido recientemente con mucha fuerza cuando Red Bull aún estaba negociando con un posible motorista de cara al año 2016, momento en que se planteó concretamente la idea de que Ferrari proveyera motores a los austríacos pero con la firma de Alfa Romeo en su cubierta. Luego, de todos modos y como ya sabemos, las negociaciones entre Ferrari y Red Bull terminaron fracasando y finalmente los del equipo de las bebidas energizantes terminarán montando motores Renault renombrados como Tag-Heuer, una operación francamente similar a la de la idea de Marchionne con Ferrari y Alfa Romeo.

Como sea la cosa, que estos intentos no hubieran llegado a buen puerto no significa que la idea del regreso de la marca del trébol no sea posible ni mucho menos. Ahora bien… ¿de qué manera veremos nuevamente y de manera absolutamente oficial a Alfa Romeo sobre las pistas? Eso es algo que aún nadie –ni Marchionne– puede responder, pero el proyecto está lanzado.