Magnum MK5

MAGNUM MK5 - 1

Directamente desde Canadá llega este verdadero misil con ruedas que, como si fuera poco y con más de un argumento, llega a este mundo con las más firmes y claras intenciones de destronar a otros similares (pero no iguales) como el KTM X-Bow; el Ariel Atom, el Vühl 05 o bien el Bac Mono. Cualquiera de esos autos, bien podrían llegar a perder su lugar de privilegio en las preferencias de la gente ante la llegada de esta bestia canadiense. Motivos para que nos guste y nos interese, no faltan.
Una impresionante carrocería de 3,91 metros de largo; 1,88 metros de ancho y apenas 1,07 metros de altura (sí, has leído bien…), paneles desmontables de fibra de carbono y un peso en vacío estimado en tan sólo 550 kilogramos, le dan las formas y características principales a este excitante Magnum MK5 que llama poderosamente la atención a primer golpe de vista. O sea, para decirlo sencilla y claramente: al verlo se nos hace carne eso de amor a primera vista. No es para menos.

MAGNUM MK5 - 2

El auto ¿o debemos llamarlo nave espacial con ruedas? llega con la firma del famoso constructor de autos de la Fórmula Ford, Jean-Pierre St. Jacques y cuenta con un chasis derivado directamente de los autos de competición, lo cual lo dota de una excelente rigidez y una asombrosa capacidad para circular a toda velocidad por las curvas más complicadas del planeta. Este auto tiene unas reacciones y un agarre pocas /realmente pocas) veces vistos.

Es sensacional, no todos los días se puede andar sobre un bólido rabioso y furioso como éste. Repasemos algunas de sus principales características mecánicas y otras yerbas, esas que tanto nos interesan a nosotros.
El Magnum MK5 tiene un motor de cuatro cilindros y muy baja cilindrada capaz de entregar unos 250 CV de potencia final a 11.000 revoluciones por minuto. Tiene, obviamente, tracción trasera y una capacidad de respuesta cuando se le pide más y más que resulta difícil de poder llegar a creer.
La velocidad final de este auto alcanza a los 240 km/h. y su aceleración de 0 a 100 km/h. es de 3,2 segundos nada más. Para que todo lo que se le pida en pista, sobre el duro asfalto sea traducible en resultados concretos y tangibles este auto lleva neumáticos semi-slick tanto en el tren delantero como en el trasero y desa manera el “apriete” del auto al piso resulta algo sencillamente descomunal. Y no sólo cuenta con todos esos atractivos, sino que también cuenta con una muy interesante dotación de diferentes elementos como por ejemplo cámara de visión en la parte trasera del auto que hace las veces de espejo retrovisor, pantalla multifunción táctil digital, ordenador de a bordo, etc.
Se espera la producción de unas 20 unidades a un precio de 139.000 dólares (102.300 Euros al cambio actual).Impresionante por donde se lo mire.