Lotus Evora GTE F1 Edition

Mientras seguimos esperando la llegada del nuevo Lotus Esprit, mientras la marca inglesa sigue con mucha actividad tras el cambio de mando y tras dar una más que buena impresión en los recientes test invernales de la Fórmula 1 en España, la casa se ha presentado en la previa del Salón del Automóvil de Ginebra, en Suiza, para sorprender a propios y a extraños con la llegada del esperado Lotus Evora GTE F1 Edition, un auto del que ya habíamos hablado oportunamente aquí en Coches 2.0 y que tantas expectativas había venido generando.

Aquí está finalmente, y la cosa no se ve nada mal por cierto. El auto ya ha sido mostrado en sociedad en esta especie de pre-apertura que se da de manera tan asidua en los diferentes salones internacionales.

El Lotus Evora GTE F1 Edition es, tal como nos lo esperábamos, una (nueva) edición limitada de parte de la marca, pero con un agregado especial: para llevarla adelante se lo ha consultado ni más ni menos que al actual piloto estrella de la marca en la Fórmula 1; el finlandés Kimi Raikkönen, quien ha dado su parecer y ha aportado su criterio a la hora de definir el estilo y gran parte de la estética de esta belleza inglesa.

Kimi Raikkönen ha optado por la ya tradicional estética en colores negro y oro (en recuerdo a la legendaria decoración de los autos de la marca con la publicidad de John Player Special de los ’70 y ’80); sólo que para algunas partes negras del auto se ha elegido la opción de que se vea la fibra de carbono, un detalle realmente exquisito y que sinceramente le sienta de maravillas al auto que nos ocupa.

El pequeño deportivo de Hethel impacta a primer golpe de vista. Para todos aquellos interesados, hay que decir que no se han aportado muchos otros datos. No se ha declarado la cantidad de unidades a producir, como así tampoco se ha comunicado el precio por el que se lo podrá adquirir en los concesionarios de la marca. A propósito de todo ésto, no habrá que dejar de recordar las palabras que alguna vez ha pronunciado el propio Dany Bahar, CEO de la marca, remarcando que “no se pueden dar una idea de todo el dinero que deja cada Lotus Evora que se vende…”
Habrá que tenerlo en cuenta. El interior del auto, también con la decoración en negro y oro y con el logotipo distintivo del equipo Lotus de Fórmula 1, merece un párrafo aparte. Una belleza.