Tras el llamado a revisión de 85.900 coches renuncia el Vicepresidente de Kia

Hay maneras y maneras de afrontar una situación por demás complicada. Eso ya ha quedado más que claro en muchos de los casos que hemos visto últimamente. Tal vez el más resonante haya sido el caso de las revisiones (numerosísimas, por cierto) de los autos de Toyota de un tiempo a esta parte, con multas millonarias, escándalos, idas y vueltas por doquier y a granel. Pero otro caso que promete dar mucha tela para cortar es el que hoy nos ocupa: el de la casa surcoreana Kia.
Es que recientemente se ha difundido la noticia (que ha corrido como reguero de pólvora) sobre el llamado a revisión de unos 85.900 autos de la casa surcoreana, lo que ha provocado además (y como si fuera poco) la renuncia indeclinable de su vicepresidente.

Chung Sung-Eun, de él estamos hablando, se ha considerado unilateralmente responsable único sobre los defectos encontrados en muchos de los modelos de la casa y como si se tratara de una verdadera cuestión de honor (de hecho creemos que así ha sido definitivamente) ha decidido dar un paso al costado, o sea, presentar la renuncia a su cargo.
Las malas lenguas dicen (y puede que estén en lo cierto) que a Chung Sung-Eun lo “renunciaron” como parte del intento de lavar la imagen de la empresa ante este nuevo llamado a revisión masivo ante el que nos encontramos como para no dañar las ventas. No sería extraño que así haya sido efectivamente.
Lo concreto es que ahora Chung Sung-Eun ya no está ocupando su cargo y que esos 85.900 vehículos deberán estar pasando por los talleres y concesionarios autorizados para realizar la correspondiente revisión sin cargo alguno para los propietarios.

El inconveniente detectado se refiere a un defecto en el sistema de cableado de la iluminación ambiental, cosa que podría llegar a provocar ni más ni menos que un incendio por sobrecalentamiento.
Los modelos afectados por este inconveniente son los Kia Soul, Sorento, Mohave (también conocido en algunos mercados como Kia Borrego) y finalmente el Kia K7 (que en algunos mercados lleva el nombre de Cadenza). ¡Por lo menos se han salvado los modelos conceptuales de la marca de estas revisiones!…
Para algunos de estos modelos (concretamente los Soul y los Sorento) ya se ha determinado en la empresa su correspondiente revisión en el Continente Europeo.
Si hay algo que ha quedado claro con este caso (más allá de que si el vicepresidente ha renunciado o lo han renunciado…) es que en Kia no se andan con pequeñeces y se toman las cosas muy en serio y con la responsabilidad esperada. La salida de Chung Sung-Eun es un claro ejemplo de lo que decimos.