Limitan el alquiler de autos de Ferrari en Maranello

Alquiler de autos de Ferrari

Massimiliano Morini, alcalde de Maranello, está firmemente empecinado en que la localidad italiana -tan famosa por ser el hogar de la casa italiana Ferrari– siga siendo precisamente eso: un lugar tranquilo. Claro que la tarea que se ha propuesto no es nada sencilla. ¿Por qué? simplemente porque -tal como sabrás- la pequeña ciudad de Maranello es un verdadero imán para turistas y entusiastas de los asombrosos modelos de la casa del Cavallino Ramante y así las cosas, los escasos 17.000 habitantes permanentes se ven constantemente «invadidos» por miles de personas que llegan hasta allí atraídos por las interesantes visitas, como por ejemplo el Museo Ferrari, la famosa pista de Fiorano e incluso (por supuesto) la mismísima fábrica italiana. Pero, ¿cuál es el problema entonces? La cuestión es que a raíz de estas miles de visitas que se van dando, han proliferado masivamente las agencias de alquiler de autos deportivos y de alta gama, entre los que son inmensa mayoría autos de Ferrari.
El tema es que la gran cantidad de autos Ferrari que se alquilan para atraer a los turistas, hace que justamente el lugar haya perdido su tranquilidad habitual e inclusive se haya transformado repentinamente en un lugar realmente peligroso.

Según los datos aportados tanto por el municipio de Maranello como por las diferentes agencias de alquiler de autos, cerca de 40 super deportivos de Ferrari son alquilados diariamente por turistas y amantes de los fierros en la pequeña y apacible localidad italiana, algo que hace que el normal tránsito por las angostas callecitas del lugar sea una verdadera aventura.
Otra de las cuestiones que tratan de tener muy en cuenta es -además de los peligros inherentes a gente que se sube muy excitada a un Ferrari alquilado y la velocidad que le imprime al auto- la cuestión de los ruidos de motores a toda hora. Esto es algo que también molesta sobre manera a los vecinos establecidos en la zona y es una cuestión a la que las autoridades locales no dejan de atender, claro. Cabe mencionar que hay modelos de Ferrari -todos espectaculares, por supuesto- que pueden ser libremente alquilados por la suma de unos 80 Euros diarios, cosa que no le resulta demasiado honerosa a muchos de los adinerados turistas que se llegan hasta allí, sobre todo a aquellos que van decidido a comprarse un Ferrari, claro.

Por el momento, las autoridades locales tan sólo le han prohibido a las distintas agencias de alquiler, la posibilidad de hacer transacciones por espacio de dos horas diarias, sobre todo en las primeras horas de la tarde cada día, una medida precautoria como un primer paso para lograr esa esperada tranquilidad que se ha quebrado desde hace largo rato y que va incrementándose día a día de una manera realmente preocupante para ellos.
Parece mentira, claro, pero finalmente ha llegado el día en el que extrañamente asistimos a una especie de prohibición para transitar con autos de Ferrari -justamente- en la localidad de Maranello. Increíble pero real.