Mini No Limit para Pikes Peak

MINI NO LIMITS - 1

A esta altura de las circunstancias ¿a alguien le queda alguna duda de que lo que se está preparando para la trepada de Pikes Peak es algo sencillamente infernal? Pocas veces hemos tenido la chance de ver y admirar tantas bestias sobre ruedas como las que se están viendo para la famosa competencia y así las cosas tras haber conocido lo que la gente de Toyota y Peugeot han preparado, ahora le llega el turno al sensacional Mini Cooper. Y aún falta la presentación del Hyundai para la trepada…
La cosa ya pinta bien y si bien es cierto que Peugeot se llevará gran parte de las miradas tras su regreso, no se quedará atrás este Mini No Limit, que llega para mostrar lo suyo, que seguramente no será poco.

Y es que el Mini No Limit estará conducido por un piloto que es una auténtica celebridad en Pikes Peak. Se trata del francés Jean-Philipe Dayraut, quien llegó a la carrera de trepada con su impresionante palmarés en carreras sobre nieve y que en el año de su debut en esta carrera en 2011 (con Dacia) se colocó en tercera posición. El año pasado casi logra llevarse la gloria pero un accidente lo privó de ese privilegio y ahora, sin más vueltas, vuelve a la carga con este monstruoso Mini No Limit.

MINI NO LIMITS - 2

Dayraut ya no cuenta con el apoyo de Dacia por lo cual ha modificado su chasis tubular para adaptarlo a las formas de un Mini Countryman. Pero bajo las líneas del Mini, el motor sigue siendo el mismo del Nissan GT-R, es decir un V6 Biturbo espectacular. Los números y las prestaciones de este Mini No Limit son realmente escandalosos. Veamos si no: 950 kilogramos de peso para un auto que llega sin dramas a los 900 CV de potencia. Y como si fuera poco su aspecto mete miedo a propios y a extraños. Con los consabidos aditamentos aerodinámicos indispensables para la carrera de Pikes Peak este auto da la sensación de morderte de tan sólo mirarlo.

MINI NO LIMITS - 3

La trompa está para el infarto con ese enorme y sustancial alerón y los canales de flujo de aire que se mezclan con los guardabarros delanteros. Un faldón lateral impresionante, la slaida de escape de otro planeta y el remate en la parte trasera con un gigantesco alerón para “no salir volando”.
¿Se puede pedir algo más? Sí: verlo ya mismo en acción.