¿¡Lewis Hamilton a Brawn GP!?

hamilton-y-brawn

Será una de esas noticias que no se leyeron en todos lados, pero hoy, me ha dejado con una taquicardia de aquellas
En unos pocos medios electrónicos apareció algo que bien podría hacer sacudir las bases de la máxima categoría deportiva del automovilismo mundial: ¡Lewis Hamilton pasará el resto de la temporada 2.009 a bordo de un Brawn GP!
Que el novel equipo británico podría ser una verdadera revelación eso ya casi nadie lo duda, pero ésto… ésto es demasiado…
La noticia, increíble por donde se la mire, daba cuenta de que el mismísimo Norbert Haug había iniciado el tremendo movimiento entre equipos. Ross Brawn de parabienes y Lewis Hamilton contento de poder contar finalmente con un auto (que con su motorización de Mercedes Benz) le posibilitaría la concreción de un nuevo título mundial.

Haug habría declarado (avalado por Ron Dennis) que la idea inicial de la gente de Mercedes Benz era la de hacer de Hamilton un campeón a repetición y el presente de las Flechas de Plata oficiales no hacía eso posible.
La incógnita era saber además qué sucedería con la plaza vacante en McLaren. La carrera del próximo fin de semana se acerca y el hueco dejado por Hamilton podría ser prácticamente imposible de llenar. Por su lado Button intentaba minimizar el tema y Barrichello se encargaba de aclarar que estaba en Brawn GP para olvidar definitivamente su pasado de dejarle la gloria a otros…
Así las cosas Hamilton estaría haciendo las valijas y frotándose las manos a la espera de dar cátedra sobre uno de los blancuzcos bólidos auspiciados por Virgin.
Es de imaginarse que como seguidor de las carreras de autos, mis manos no alcanzaban para buscar más data e información, hasta que… finalmente obtuve lo que deseaba: es que en los países del norte del planeta (especialmente Estados Unidos) hoy, 1° de abril es lo que ellos dan en llamar “Fools day” o… (mal que me pese por habérmelo creído…) el “Día de los Tontos” y con ésto, todo desbaratado por completo: ni Barrichello ni Button perderán sus butacas, ni Hamilton tendrá que hacer las valijas