Seat León según RDX Racedesign

seat-leon-rdx-01.jpg

Las versiones que nos presentan las casas de tunning pueden llevarnos del amor al odio en un viaje sin escalas y con boleto de ida, sin retorno. Hay casos y casos y ésta vez no será la excepeción. El Seat León según lo que se puede ver por ahí es un auto que despierta eso que dijimos antes: un tremendo encuentro “face to face” entre el amor y el odio con tantos adeptos como gente que tira en sentido contrario.

No importan las nuevas opciones que se intenten y no interesan tampoco las variantes que otras casas tuneadoras hayan preparado, el Seat León no parece poder aprobar sin inconvenientes los exámenes a los que se lo somete cotidianamente. Opiniones y gustos de lado, éste que acaba de presentar la gente de RDX Racedesign, parece ser algo sencillamente genial. Fuera de todo concurso.

seat-leon-rdx-02.jpg

Un kit estético que por unos 790 euros se puede conseguir (sin el ensamblado y la pintura final) para darle una nueva cara al Seat León. Y lo de nueva cara es tal cual, ya que la versión de RDX Racedesign se presenta ante nosotros con un aplique plateado en el centro de la trompa que le da un aspecto inesperado y de lo más interesante. Todo eso acompañado de unas magníficas rejillas panal de abejas a los costados y justo por debajo de los faros (para eso han quitado los focos antiniebla) más el agregado de las luces del Audi A6.

Si al León creado por RDX Racedesign lo observamos desde atrás, la sorpresa y la fascinación no serán menores.

El criterio en su realización, la calidad de su factura y los detalles están a la orden del día y el conjunto resulta tener un toque tan particular que deja casi sin habla y respiración. No tiene mucho de Seat León, es cierto, pero en este caso y a sabiendas de lo que se está buscando no está nada mal.

Las ópticas transparentes y el doble caño de escape son un cierre más que formidable para este tuneado de otro planeta que, por lo menos desde el punta de vista estético, es más que válido y disfrutable.