Lamborghini Rat Rod

LAMBORGHINI RAT ROD - 1

¿Cómo definirlo? ¿de qué manera catalogarlo? ¿podemos encasillarlo en alguna categoría? Y más aún… ¿será necesario rotularlo?¿limitarlo a un segmento en particular?
No parece tener sentido todo eso. Estamos ante una maravillosa creación de Pawel Wisniewski y Jans Slapins y se tarta ni más ni menos que del Lamborghini Rat Rod.
Sí, así como lo lees: un Lamborghini.
Los creadores de este asombroso vehículo estaban presenciando una drag race entre un Lamborghini Aventador y un Rat Rod norteamericano y entonces tuvieron la bendita idea de hacer un vehículo que tuviera algo de esos dos. ¡Y vaya si lo han logrado!

LAMBORGHINI RAT ROD - 2

Tal vez te cueste un poco encontrar qué cosas tiene de Lamborghini y seguramente no te resultará tan complicado encontrar las partes inspiradas en un Rat Rod, pero si aguzas la mirada podrás detectar esos toques del deportivo italiano en su carrocería. Sobredosis de fibra de carbono y unos pliegues metálicos filosos que recrean parte de lo que vemos usualmente en la carrocería del Lamborghini. Pero claro… estas cosas tan extrañas tienen por lo general, también, explicaciones que van en el mismo sentido y así las cosas sus creadores han dicho que además han encontrado debida inspiración en un auto de Fórmula 1 (sobre todo en la resolución que le han dado al eje delantero); como así también en un Plymouth Barracuda, un avión como el Vought F4U Corsair y –esto es lo más extraño que he escuchado- en las viejas heladeras de los años ’60. ¿Cómo explicar esa ingente mezcla que ha derivado en una maravilla como la que vemos en las fotos de esta nota? Imposible hacerlo, pero… ¿a quién le importa? Lo realmente importante es el resultado final y aquí está: el fenomenal Lamborghini Rat Rod, tan bien y magníficamente logrado por sus diseñadores.

LAMBORGHINI RAT ROD - 3

Este auto se moviliza con un motor V8 Small Block Biturbo con una transmisión secuencial de seis marchas. La potencia y otras prestaciones interesantes no han sido aportadas por los fabricantes, pero claro… damos por descontado que todo debe resultar tan espectacular como su aspecto infernal, impactante e intimidante. Agresivo hasta la coronilla, violento hasta la mismísima médula y rarísimamente bello.
¿Y viste el infernal diseño que tienen las llantas con esos discos de frenos incrustados? Algo excepcional, pero… y siempre hay un pero… lo que no nos pone nada contentos es saber que por más que nos guste esta bestia sobre ruedas… no llegará (ni cerca) a la línea de producción. Un lindo chiche, un preciosos juguete que quedará en esto: un fenomenal proyecto y un auto único en el planeta…