Un Lamborghini Gallardo de rally

De un tiempo a esta parte no es nada nuevo ver que determinados autos superdeportivos del maravilloso mundo motor que habitamos son sometidos a pruebas que no son para las que han sido concebidos precisamente.
Muchos han sido los autos que últimamente han sido probados en lo que bien podríamos llamar pruebas de rally. Los motivos para que se llegue a una cosa semejante no los sabemos y tal vez nunca los sepamos. De todos modos tampoco es cuestión de buscarle la quinta pata al gato… sólo se puede tratar de pasar un buen rato, un gran momento al volante de un auto que vale la pena, como en este caso un genial Lamborghini Gallardo.
No será la primera vez ni la última que veamos a alguien dando rienda suelta e intentando competir con una de estas bestias, ya lo hemos visto antes pero de otra forma…

Lo concreto es que más allá de la lógica curiosidad que nos despierta ver algo como un Lamborghini Gallardo casi casi desandando un tramo del WRC, el final del auto tras esta aventura no es el mejor. Los daños que se producen son notorios, después de todo estos autos no han nacido para este tipo de cosas. El fondo plano muy dañado, rajado inclusive, las suspensiones muy maltratadas y tantas otras cositas más que no deben haber quedado intactas ni cerca.
Su poderoso motor V10 rugiendo en medio de un espeso bosque europeo y sus formas cubiertas por tierra y barro, no dejan lugar a dudas: es una escena que no se ve todos los días y en cualquier lugar.
Si la foto que encabeza esta nota te causa un poco de impresión, si te hace ruído el estómago… esperá a ver las imágenes en movimiento del Lamborghini Gallardo “de rally” haciendo de las suyas en unas situaciones realmente inesperadas e increíbles.
No va exigido a fondo y a pleno, es cierto, pero las imágenes del video al final de la nota no dejan de sorprendernos gratamente. Hay unas tomas en las que el auto pasa derrapando justo al lado de unos profundos barrancos al costado del camino que… meten miedo.
Disfrutá el tan particular video…