Lamborghini Gallardo LP550-2 HK20

¿Es que hemos llegado acaso al colmo más absoluto de la exclusividad? Todo parecería indicar que la casa italiana Lamborghini así lo ha entendido y esr eso que para festejar los primeros 20 años de la marca en tierras chinas, ha decidido poner en manos de unos poquísimos afortunados a una versión especial hasta la médula de su fenomenal Lamborghini Gallardo LP550-2. Las imágenes podrían hablar por sí solas, pero siempre hay algo para cotar.

Se trata del Lamborghini Gallardo LP550-2 HK20, el cual con su decoración súmamente especial y muy específica para celebrar adecuadamente la ocasión, se ofrecerá tan sólo a 8 suertudos que por la módica suma de 380.000 euros (una bicoca) se podrán llevar esta belleza a sus casas. Llama la atención que su precio llegue prácticamente al doble de lo que es en realidad el precio de un Lamborghini Gallardo LP550-2 “normal”. Como es habitual en cierto tipo de circunstancias, Lamborghini quiso “aprovechar la volada” y creó esta esdición super especial que conmemora la apertura del primer concesionario de la marca en China.

La decoración es exclusiva para esta variante de 8 unidades. Este Lamborghini Gallardo LP550-2 HK20 se ofrece con una pintura de tinte blanco perlado y con detalles pintados en color or sobre sus formas, lo que incluye también a sus muy impactantes llantas, con el mismo color. Todo se completa y se complementa a la perfección con ciertos pequeños detalles en color negro, como en las tomas de aire o bien en las pinzas de freno, lo que hacer que la cosa se vea realmente maravillosa. El conjunto es sencillamente fenomenal e impacta por donde se lo mire, sin más vueltas.
Esta edición especial cuenta con unos cuantos kilos menos respecto de lo conocido y lleva en sus entrañas el ya consabido motor 5,2 litros V10 que entrega la friolera de 550 CV de potencia, casi imposibles de describir.

Si en el exterior del auto la cosa se ve realmente impactante, en el interior todo va en el mismo sentido. Los apliques en cuero negro y Alcántara en su exclusiva tapicería con costuras especiales y el logo “HK20” bordado, le dan unos toques geniales al habitáculo. El interior no deja por todo ésto de ser sobrio y relativamente discreto, en perfecta armonía con lo que el auto ofrece desde su aspecto exterior. Nadie quedará disconforme, seguramente.