Lamborghini Aventador J: futurista y agresivo

La compañía Lamborghini no se conforma con su nuevo Lamborghini Aventador, sino que además trae al mundo a una versión mucho más radical de esta maquina imparable, la cual, sorprende con solo verla a simple vista. Se trata del nuevo Lamborghini Aventador J, un superdeportivo con todas las letras que fue creado para que puedan conducirlo solo quienes puedan pagar unos €2 millones de euros por un solo coche, algo que lo hace uno de los más exclusivos de la historia.

Como pueden ver en las imágenes, el exótico Lamborghini Aventador J se presenta como una versión sin techo del Lamborghini Aventador tradicional y, de esta forma, podrán sentir el viento en sus cabellos cada vez que cabalguen a mucha velocidad por las pistas de carreras o carreteras donde sea legal pisar el acelerador a fondo. Asimismo, incorpora un parabrisas con nuevo diseño, algo que lo convierte en un modelo futurista también ya le cambia su estética en gran media, confiriéndolo casi en otro automóvil.

Este deportivo de ensueño que enmudece a todos los que lo miran fijamente durante algunos minutos, hagan la prueba, posee también detalles de fibra de carbono en algunos sectores y, pueden notar en las fotos, que incorpora cuarto salidas de escape de gran tamaño que le permiten expulsar toda su furia. Por su parte, para hacerlo más seguro posee barras de seguridad detrás de los asientos y, ya que hablamos de ellos, podemos decir que los asientos son unos deportivos especiales. Todo en conjunto lo convierten en casi un automóvil de carreras.

Además, al eliminar el techo, el parabrisas y, otras cosas, como el sistema de navegación y el aire acondicionado, su peso se redujo a 1.575 kilos. De todos modos, posee elementos como llantas de 20 pulgadas adelante y 21 pulgadas atrás y un tamaño de 4.89 metros de largo, 2.03 metros de ancho y 1.11 metros de alto. Pero, si hablamos de motores, hablamos de un inigualable V12 de 6,5 litros con nada menos que 700 caballos de potencia. Una bestia realmente que cuesta solo €2.1 millones de euros. Quizás podemos llevarnos uno a casa en cuotas.