El Lamborghini Aventador J visto en la calle

Ya habíamos tenido la chance de verlo aquí, en este mismo espacio hace un tiempo, anticipándolo, viviéndolo de alguna manera. Y también fueron varios los que pudieron verlo en el Salón de Ginebra para poder comprobar lo impactante de sus formas y su diseño. Ahora la cosa es sensiblemente diferente ya que no lo vemos en imágenes oficiales de promoción ni tampoco en un mundo “irreal” como lo es el de una muestra internacional. La gente de Motorpasión ha captado estas imágenes fenomenales y muy reveladoras del impactante Lamborghini Aventador J, casi como si estuviéramos espiándolo mientras su afortunado (en todo sentido) propietario se encuentra haciendo de las suyas.

Lo curioso de encontrarse en las calles con un auto así, como éste que ha fabricado la legendaria casa italiana de super deportivos, es que tan sólo se ha hecho una unidad del modelo en cuestión. Eso se llama tener buena puntería o… por lo menos saber estar en el lugar correcto, en el instante preciso…
Este Lamborghini Aventador J es un modelo único en el mundo y quien lo maneja debió haber desembolsado la friolera de unos 2 millones de euros, nada más y nada menos.
Para hacerla sencilla y no andar con demasiados rodeos, cuando uno habla de este maravilloso prototipo italiano hay que decir que se trata del auto más despampanante y exclusivo que la marca con sede en la localidad de Sant’Agata Bolognese haya fabricado jamás y eso, como se sabrá, no es precisamente poca cosa dentro del abanico de impresionantes posibilidades que le ofrece la marca a sus usuarios y compradores.
Pues bien, aunque suene raro verlo así tan tranquilo y campante, estacionado al costado de una vereda común y corriente, eso efectivamente ha sucedido recientemente en Marbella, un lugar de España exclusivo como pocos… para hacer “juego” con el auto que vemos.

Los rumores (que siempre los hay) indican que este auto es propiedad de alguno de los miembros de la familia Al-Thani y, por supuesto como no podía ser de otra manera, no debería ser el único auto de este tipo con el que contaría… y lo bien que hace. ¿Qué otras bellezas tendrá este muchacho que “anda de a pie” sobre este Lamborghini? Todo parece indicar que el otro autito que lleva siempre a su garaje sería nada menos que un infartante Pagani Zonda Uno. Pobre hombre ¿no?