¿La vuelta del Renault 4?

41.jpg

En el mundo de las novedades del mercado automotríz todo parecía haber terminado con la llegada de las nuevas versiones del Volkswagen Beetle, el Fiat 500 y el Mini Cooper.
Si alguien creía que las posibilidades se habían agotado, bastante equivocado estaba…

La gente de la empresa DAMD, acaba de presentar una (muy particular…) ¡versión del Renault 4! basado en un el Suzuki Lapin.
Para ese inmenso grupo de nostálgicos, dentro del cual me encuentro, esta posibilidad es un sueño convertido en realidad.
De chico mi marca preferida era sin dudas Renault… (por esos años ´70, mi padre tenía un reluciente Renault 12) y todo lo que llevara un rombo en su parrilla era objeto de la más alocada devoción de mi parte. El Renault 4, claro, no era la excepción…

4-b.jpg

Mi corazón aceleró su ritmo cuando vi la noticia de la “remake” del querido 4. Esta nueva versión, por llamarla de alguna manera, respeta a rajatablas las líneas bastante retro del Lapin de Suzuki y no marcan en absoluto una clara evolución para el modelo de Renault. Es más bien una no muy acabada recreación y punto. Pero vale.

4-c.jpg

El modelo será comercializado bajo el nombre de Ancel Lapin, con detalles francamente increíbles… por no decir kirsch…Por respeto.
El tapizado a rombos en blanco y negro a una escala por demás grosera no aportan nada bueno a la imagen del auto y las reacciones en su presentación en el Salón de Tokio han sido tan dispares como impensadas. Me las reservo…
Esta recreación del viejo y querido Renault 4 no pasará a la historia, eso ténganlo por seguro, pero vale el intento aunque a mi criterio haya quedado a mitad de camino y sólo con buenas intenciones en carpeta.
Es necesaria una vuelta de rosca para encontrar, en primer lugar, un diseño retro pero atractivo (aunque esto es más que retro… es un auto viejo). Y en segundo lugar, se deben encontrar las líneas que dibujen finalmente una proyección efectiva hacia el futuro.

Mientras tanto, este Ancel Lapin producido por DAMD, es lo que tenemos… y es lo que más nos recuerda a aquellos Renault 4 que supimos ver alguna vez…