Koenigsegg CCX: un desparramo de belleza y sensualidad

ccx-black-koenigsegg-pantalla-moderno-negro.jpg

No puedo dejar de ver las fotografías! Qué coche mamá mía! Increíble sus diferentes colores, sus formas, sus llantas, todo su ser en conjunción es una pieza de obra de arte, demasiado bueno para mis ojos! Lo ven bien? Increíble, no hay más que decir que increíble. Pero digamos quién es antes que me desmaye y me estampe de cabeza contra el suelo: esta bestia de la estética es nada menos que la última creación de la familia Koenigsegg que dieron en llamar CCX (a secas). Recuerden este momento.

Hay mucho para decir pero comencemos despacio: este amigo tiene todo para la comodidad del conductor y, entre sus cualidades, posee unos asientos con una estructura de fibra de carbón, especialmente diseñados por los mismos hombres de Koenigsegg en conjunción con la compañía italiana Sparco. Su estructura externa también fue trabajada meticulosamente con fibra de carbón pre-impregnada. Todo un galán!

ccx-design-koenigsegg-ultraf-gris-veloz.jpg

Pero no solo eso: los clientes pueden decidir el color de los asientos que más le atraigan entre varios tonos y, además, tienen la posibilidad de escoger entre innumerables colores para el exterior del vehículo. Los colores a elección son demasiados: negro, azul, violeta, verde, naranja, color perla, rojo, amarillo, amarillo anaranjado, y plata oscura. Pero, si desean ver como queda este automóvil con cada tonalidad, pueden decorar virtualmente un CCX en su página oficial cliqueando en customise your CCX.

Pero, no olvidemos la potencia del hijo predilecto de Koenigsegg. Este bólido urbano acelera de 0 a 100 km en lo que tardan en leer el título de este artículo (un poco más quizás). Su velocidad máxima es de unos inigualables 395 km/h que lo llevan hasta donde el viento no llega. Nada más que decir, disfruten de las imágenes.

ccx_tech_organge_rear-atras-de-todo.jpg