Koenigsegg Agera: un superdeportivo exótico y seductor

Los automóviles exóticos de ensueño forman parte del mundo de los coches y, a pesar de la crisis, siempre consiguen compradores que disfruten de sus detalles exclusivos y poderosos motores (el mercado de los coches soñados siempre está vigente). Por ello, en reiteradas ocasiones presentamos en este sitio creaciones exóticas en 4 ruedas que vale la pena nombrar como, por ejemplo, el moderno y seductor GTA Spano y el muy exclusivo y elegante, además de deportivo, Fisker Karma, entre otros más. Ahora, queremos dar los detalles de un superdeportito que ya es un clásico en Internet. Presencien al Koenigsegg Agera.

Este maquina increíble es fabricada por Koenigsegg, una pequeña empresa sueca ubicada en la bella ciudad de Ängelholm donde trabajan solo 38 personas, aunque en ella colaboran varias empresas suecas que ayudan en la creación de cada modelo. Esta empresa, lleva pocos años de vida en la construcción de superdeportivos, inició sus actividades en 1993, pero de todos modos se trata de uno de los constructores de súper coches más importantes del mundo entero y el Koenigsegg Agera es la prueba de ello. Es más, este coche es un homenaje en vida a los pocos pero muy redituables años de la compañía.

El Koenigsegg Agera posee un chasis fabricado en fibra de carbono, kevlar, nido de abeja y aluminio y además cuenta con escapes de Inconell, depósitos laterales de combustible y hasta trae de regalo un juego de maletas personalizado para los que quieran viajar con estilo con esta maquina soñada. Entre su equipamiento, agrega a la lista control de tracción adaptativo depende las condiciones de conducción y habitáculo adornado con materiales que combinan piel, fibra de carbono, plástico y tela con costuras visibles en los paneles y la tapicería. Asimismo, tiene consigo equipo de sonido iluminados por LED azul y cuadro de mandos ubicados sobre una pantalla digital, entre más cosas.

El motor de esta bestia imparable es un V8 de 4.7 litros con un doble turbo que como si nada genera nada más y nada menos que unos imposibles 910 CV de potencia, algo muy difícil de imaginarse. Y si sumamos sus 1.300 kilos de peso, podemos estar seguros que volaremos por los aires cada vez que rocemos el acelerador con la punta del dedo gordo del pie. El Koenigsegg Agera va de 0 a 100 km/h en solo 3.1 segundos y alcanza una velocidad máxima de más de 390 km/h que en pocos lugares podrán testearla sin que la policía intente perseguirlos (aunque será difícil que los alcancen).