Kia Ray EV

Ya no caben dudas de que el futuro nos depara calles plagadas de autos eléctricos. Eso es algo que han entendido muy bien prácticamente todas y cada una de las marcas que han venido produciendo muy interesantes vehículos de este tipo desde hace tiempo. Entre esas marcas, ahora también está la casa coreana Kia, que acaba de presentar en sociedad al que es sin dudas el primer vehículo eléctrico de origen chino, hablamos del Kia Ray EV.

De momento este vehículo no se comercializará en Europa (ni en otro lugar), pero sirve sí de punta de lanza más que válida para que la marca se plante hecha y derecha ante usuarios que buscarán en adelante no contaminar el ambiente y cuidarlo como se debe. Este Kia Ray EV está dentro de este grupo de vehículos, por supuesto.
El Ray EV no será casi con total seguridad un boom absoluto de ventas (ya se verá por qué), y tampoco la marca pretende eso en realidad, pero es un buen comienzo de parte de la marca. Cuenta con baterías de litio que le dan una escueta autonomía que llega solamente a los 140 kilómetros, pudiendo recargarse en un lapso de apenas 25 minutos.

Para la marca coreana la salida de este vehículo será una buena prueba, con miras sobre todo a un posible futuro lanzamiento de otros modelos de la casa tales como el Picanto, por ejemplo, en versión eléctrica (en estos casos sí que la comercialización podría darse en el continente europeo).

Si tenemos que hablar de las diferencias respecto de la versión “térmica” del Ray, diremos que básicamente radica en el reemplazo del motor 1.0 litros por las baterías de litio de 16.4 kWh, que van ubicados en la parte trasera del vehículo. La velocidad máxima es de 130 km/h. y su aceleración (algo no muy importante en este caso) de 0 a 100 km/h. es de 15,9 segundos.
De acuerdo a todos estos datos (sobre todo el de la baja autonomía) se desprende que el Kia Ray EV es un vehículo ideal y apto para los trayectos esencialmente de tipo urbano.

El cambio es automático con modo ECO y modo B, capaz de recuperar la energía en bajadas y utiliza el freno motor. Tal como dijimos las baterías se pueden recargar de modo rápido en apenas 25 minutos, pero su carga completa se lleva a cabo en un período que abarca 6 horas aproximadamente.
La producción del Kia Ray EV se limitará tan sólo a unas 2.500 unidades y las mismas se destinarán a los diferentes departamentos dependientes del gobierno surcoreano abocados al desarrollo de este tipo de tecnologías para el futuro.