Kewet Buddy: el pequeño eléctrico noruego

buddy.jpg

Al verlo lo primero que se me vino a la mente fue que precisamente lindo, lo que se dice lindo, no es. Pero es querible. Es como cuando nace un bebé en la familia. Sólo el padre y la madre lo consideran bello el primer día, pero el resto de los parientes murmuran en voz baja: bastante feo les ha salido
En este caso pasa lo mismo. El Kewet Buddy no es un vehículo que quedará en la historia ni mucho menos y tampoco será recordado por ser uno de los autos más bellos de todos los tiempos. Pero tiene, claro está, otros importantes atributos y entonces uno comienza a mirarlo con otros ojos.

El Kewet Buddy es un pequeñísimo auto eléctrico fabricado por una casa noruega (Buddy) que se ha propuesto sacar a la venta un auto que sea beneficioso para todos y para todo.
¿Cómo te lo explico? Muy fácil. Es bueno para el usuario dado su bajísimo costo y sencillez y además es inmejorable para el medio ambiente, por su condición de eléctrico y súmamente económico, claro.
La filosofía de la gente de Buddy es clara y muy simple: un auto que pueda tener todo el mundo, a muy bajo costo y con el empleo de materiales y autopartes Standard con poco énfasis en demasiado equipamiento y cosas innecesarias.
Y allí está, el resultado final es este pequeñín que ya da bastante que hablar en Noruega.

El Kewet Buddy no es precisamente un auto familiar, pero tampoco es un auto “unipersonal” muy a pesar de sus pequeñas dimensiones. El auto tiene capacidad para tres pasajeros adultos (un poco apretados pero entran…) y con un espacio destinado para algo que podríamos llamar “carga”. Digamos que si estás pensando en hacer una visita al supermercado más cercano a tu hogar este auto será el medio ideal para llevarte y traerte sin el más mínimo esfuerzo. Unas cuantas bolsas cargadas con mercadería pueden entran sin inconvenientes en el Kewet Buddy.
Y además es eléctrico y por consiguiente, muy económico.
Si usas baterías comunes tendrás un rango de acción de entre 50 y 100 kilómetros y si en cambio usas baterías de iones de litio entonces esa autonomía podrá extenderse a una distancia de entre 100 y 150 kilómetros. Nada mal por cierto y si encima el Kewet Buddy te lleva desde los 0 a los 50 Km/h. en sólo 7 segundos, llegando luego a una velocidad final de 90 Km/h., pues el panorama no podría ser mejor.

Eso sí, no te hagas demasiadas ilusiones… el Kewet Buddy sólo estará a la venta en Noruega.