Japón: estudian hacer ruidosos a los autos eléctricos

Actualizado (11-01-13):
Hace un tiempo, cuando los primeros vehículos eléctricos e híbridos comenzaban a circular por las calles del mundo, el entusiasmo fue tal que impidió ver algunos pequeños (y no tanto) detalles que hacen a la cosa, o mejor dicho, a la cuestión de la seguridad bien entendida. Una vez que todo se fue acomodando paulatinamente, se pudieron observar ciertas cosas que le harían la cosa más fácil a todos. Como dijimos, la seguridad es un tema crucial hoy en día y así las cosas los autos del tipo de los que estamos hablando, resultaban de alguna manera “peligrosos” en cierta medida. Es que al no hacer ruido, todo se complicaba si es que uno quería advertir la presencia o la llegada de uno de estos autos y en consecuencia no fueron pocos los accidentes que se fueron sucediendo.
La movida comenzó inicialmente en Japón pero luego se fue extendiendo a otras partes del mundo y ahora llegamos a los Estados Unidos, lugar en el cual se pretende que los autos eléctricos y los híbridos también hagan ruído de motor.

La Agencia Norteamericana para la Seguridad en Carretera, NHTSA, ha aprobado recientemente una medida por la cual se hace obligatorio que cuando estos vehículos estén circulando a 30 km/h. o menos realicen un sonido artificial para advertir (sobre todo) a los peatones de se presencia.

Por otro lado la NHTSA le ha ahorrado tiempo y esfuerzo a los diferentes fabricantes y se ha encargado de averiguar el costo extra que supondría el hecho de incluír un dispositivo que haga el sonido solicitado. Los estudios de costos arrojaron el siguiente resultado: 30 dólares por cada unidad producida. Cabe aclarar así mismo que muchos vehículos eléctricos producidos en suelo norteamericano ya contaban desde hace rato con un dispositivo bastante similar que sólo se accionaba en caso de emergencia y nada más.
Por otra parte la NHTSA exige a los fabricantes que en el caso de cada modelo en particular el sonido sea el mismo. Lo que se busca con esta medida es en definitiva evitar los casi 2.800 accidentes de peatones que hasta ahora no ha advertido a los autos de este tipo por las calles.
Si todo sigue como hasta ahora lo más factible es que la medida se implemebte de manera concreta a partir (recién) de septiembre de 2015.

Nota original
mitsubishi-miev-electrico

Los autos eléctricos, como casi todas las cosas en la vida, tienen su lado positivo y su lado negativo. Por supuesto que si hablamos del cuidado del medio ambiente en que vivimos no hace falta aclarar que este tipo de vehículos son de gran ayuda por supuesto. Para otra oportunidad quedará el dilema sobre si es con la electricidad que salvaremos al mundo, pero de momento seguiremos pensando que son más las ventajas que las cosas en contra.

Claro que cuando aguzamos la mirada y hacemos foco en lo negativo, vemos que los temas no son para nada menores. Hay un punto que parece casi obvio pero en el que seguramente no habrán reparado muchos: los autos eléctricos, de hecho, no hacen ruido y eso puede traer consecuencias graves para más de un peatón distraído.
Es más, hace poco un titular de un diario en Japón rezaba: “Toyota Prius atropella a un peatón que no lo escuchó venir…” Como publicidad ayuda bastante poco, digamos que nada y como consecuencia es demasiado grave ya que es algo que se puede repetir indefinidamente a lo largo de un día en la ciudad.
¿Cuántos casos como éste sucederán a diario en el futuro sin que uno se entere? Mejor no pensarlo.

Debido a ésto, el gobierno japonés, se ha puesto manos a la obra y le ha encargado a un comité de expertos la creación de algún sistema que le agregue “ruido” a los silenciosos autos eléctricos para evitar este tipo de accidentes. ¿Parece loco? No lo es… ¿Suena descabellado? Créannos, bastante sensato es…
Ese comité estará integrado por personas de diferentes sectores de la sociedad que puedan aportar lo suyo en pos de encontrar una buena solución: habrá policías, fabricantes de autos, usuarios comunes y corrientes y hasta representantes de asociaciones de personas ciegas.
A fines de este año ese comité de expertos debería estar presentando al gobierno de Japón un interesante paquete de soluciones al problema.